Seis horas de angustia en una toma de rehenes en el norte de Francia

El secuestrador que estaba armado, "se ha radicalizado y sufre una grave enfermedad psiquiátrica", explicaron fuentes policiales tras liberar a los capturados. De 34 años, estaba bajo vigilancia de las Fuerzas de Seguridad

Thumbnail

Máxima tensión en el norte de Francia. Tras seis horas de angustia, finalmente el secuestrador que había tomado a seis personas como rehenes en El Havre, se entregó a la Policía de élite.

Armado con una pistola, el secuestrador -un hombre de 34 años y conocido por las Fuerzas de Seguridad- salió lentamente de la sucursal del banco Bred con un pasamontañas y con las manos en alto. Los agentes, rápidamente entraron y lo esposaron.

Todos los rehenes resultaron ilesos, aunque se encontraban en estado de “shock”, explicó Denis Jacob, miembro del sindicato policial a Reuters.

Los agentes franceses de la brigada antiexplosivos entraron en el edificio, ya que el secuestrador había amenazado con que además de una pistola, tenía explosivos en una bolsa, indicó un representante de la Policía nacional.

Tal y como narró Jacob, el hombre inicialmente tomó como rehenes a seis personas. Posteriormente, liberó a cinco de ellos. El último no estuvo a salvo hasta que el secuestrador no fue detenido.

Hostage situation in Le Havre
Police officers secure the area near the bank where an armed man held hostages, in Le Havre, France, August 6, 2020. REUTERS/Gonzalo FuentesGONZALO FUENTESReuters

En un primer momento, se indicó que el secuestrador tenía una inclinación islamista, aseveraron dos funcionarios del sindicato de la Policía, pero aún no habido confirmación oficial al respecto.

Los ataques de yihadistas han sacudido Francia en los últimos años. Desde el fatídico ataque coordinado en París, los atentados y ataques con cuchillo se han sucedido en el territorio francés.

La sala de fiestas en la que tuvo lugar uno de los peores atentados en París, en 2015
La sala de fiestas en la que tuvo lugar uno de los peores atentados en París, en 2015

Yves Lefebvre, jefe de otro sindicato policial, SGP Unite, explicó a Reuters que el secuestrador en El Havre, una ciudad de alrededor de 170.000 personas, era conocido por las autoridades policiales y estaba en una lista de vigilancia del servicio de seguridad.

“Sabemos que se ha radicalizado y sufre una grave enfermedad psiquiátrica”, dijo.

Otra fuente, un alto funcionario policial, añadió que durante el incidente el hombre habló en apoyo de la causa palestina. Asimismo, salió del banco con lo que parecía ser una bandera de color verde envuelta alrededor de sus hombros.

La Policía había acordonado el área alrededor del banco en el Bulevard de Estrasburgo, una amplia vía en el centro de El Havre.

Un empleado de un Burger King, a unos 100 metros del banco, señaló que la Policía les había dicho que cerraran una entrada en la misma calle en la que se encontraba el banco, pero no les ordenó cerrar.

Cuando el quinto rehén fue liberado, en las imágenes de televisión de Reuters se pudo ver a un hombre con una camisa rosada saliendo del banco junto a un agente de Policía fuertemente equipado.

“Muy orgulloso y agradecido”, escribió en Twitter el ex primer ministro Edouard Philippe, ahora alcalde de El Havre, elogiando a la Policía.