“Líbano está gobernado por un movimiento considerado terrorista por Estados Unidos y la UE”

El experto Benjamin Weinthal es escéptico de que Beirut y la comunidad internacional "puedan estabilizar el país si Hizbulá continúa desempeñando un papel" tan destacado

French President Emmanuel Macron arrives in Lebanon after blast
Un soldado libanés en la "zona cero" del puerto de BeirutThibault Camus / POOLEFE

Cuando comienzan los funerales por los fallecidos por la devastadora explosión del martes en el puerto del Beirut, aún son muchos los interrogantes que quedan sin resolver de esta tragedia. Preguntamos a Benjamin Weinthal, investigador de la Fundación en Defensa de las Democracias, sobre las consecuencias de esta catástrofe sin precedentes.

El experto en Hizbulá y la financiación del terrorismo, apunta a que el movimiento armado de la milicia chií, “evitará cualquier tipo de rendición de cuentas y enjuiciamiento” de los culpables de la explosión en la capital libanesa. Asimismo, Weinthal recuerda que Hizbulá tiene “un largo historial de uso de nitrato de amonio como parte de sus operaciones terroristas” y sospecha que “el propietario de las más de 2.700 toneladas de nitrato de amonio era Hizbulá”.

¿Qué hacían más de 2.750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en un hangar del puerto de Beirut?

Sospecho encarecidamente que las más de 2.700 toneladas de nitrato de amonio eran propiedad de Hizbulá. Hizbulá tiene un largo historial de uso de nitrato de amonio como parte de sus operaciones terroristas. Las autoridades británicas -el MI5 y la Policía Metropolitana de Londres- hallaron tres toneladas métricas de nitrato de amonio que estaba controlado por una célula de Hizbulá en Londres en 2015.

El ministro del Interior de Alemania justificó su designación de Hizbulá como movimiento terrorista, en abril de 2020, porque encontraron cientos de kilos de nitrato de amonio en el sur de Alemania, que estaba controlado por operativos de Hizbulá alemanes.

Entonces, ¿el nitrato de amonio se puede usar como un explosivo, como un arma?

Sí. El nitrato de amonio es un material altamente peligroso que puede utilizarse como fertilizante agrícola, pero también para explosivos de gran densidad. Un extremista de ultra derecha utilizó dos toneladas de este químico para volar por los aires un edificio en la ciudad de Oklahoma en 1995 que mató a 169 personas.

Las investigaciones apuntan a años de negligencia e inacción sobre el almacenaje de esta mercancía peligrosa. ¿Sabremos quiénes son los responsables y serán oficialmente acusados?

La grave mala gestión e incompetencia, así como la conducta abiertamente criminal, de las autoridades libanesas en fallar a la hora de almacenar de manera segura material explosivo son las causas de esta horrible pérdida de vidas y heridos. El primer ministro de Líbano, Hasan Diab, admite que el material explosivo estaba guardado en el hangar del puerto durante seis años sin medidas de seguridad, y, por lo tanto, “arriesgando la seguridad de los ciudadanos”.

El movimiento armado de Hizbulá, bajo mi punto de vista, evitará cualquier tipo de rendición de cuentas y enjuiciamiento, porque Hizbulá es ampliamente visto como quién controla el sistema portuario libanés.

¿Desestabilizará la explosión aún más al ya volátil Líbano? Líbano ya estaba en medio de un colapso económico masivo antes de las horribles explosiones del martes. El gobierno libanés no realizó el pago de un eurobono de 1.200 millones de dólares en marzo. El año pasado, se desarrollaron protestas generalizadas porque el Gobierno, en gran parte controlado por Hizbulá, no podía cumplir con la simple tarea de recoger la basura de forma adecuada. La pandemia de COVID-19 también ha agravado la miseria de Líbano.

La clave para comprender la volátil situación de Líbano es que el país está gobernado por un movimiento considerado terrorista por Estados Unidos y la UE: la organización chií libanesa Hizbulá.

Hizbulá dirige el ministerio de Sanidad y es el socio mayoritario en la coalición actual. Aproximadamente 300.000 personas ahora están sin hogar tras la explosión en Beirut.

Actualmente, la UE solo designó al denominado ala militar de Hizbulá como una entidad terrorista, mientras que Estados Unidos, Canadá, la Liga Árabe, Alemania, muchos países latinoamericanos y Reino Unido clasifican a toda la organización de Hizbulá como un movimiento terrorista. La UE permite que opere el ala “política” de Hizbulá.

Como menciona, Líbano ya estaba al borde del colapso debido a una severa crisis económica, ¿cómo van a lidiar las autoridades libanesas con esta gigantesca catástrofe?

El daño monetario a Beirut, según Marwan Abboud, el gobernador de Beirut, asciende a 5.000 millones de dólares. La pérdida de vidas ahora supera las 145 y al menos 5.000 personas resultaron heridas.

Antes de las explosiones, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y otros estaban evaluando los extraordinarios incumplimientos de Líbano en sus obligaciones pendientes. El problema, en el futuro, será detener la corrupción financiera y el financiamiento del terrorismo dentro de la estructura de Hizbulá. El terrorismo es la materia de la que está hecha Hizbulá como movimiento yihadista. Por tanto, soy escéptico de que Líbano y la comunidad internacional puedan estabilizar el país si Hizbulá continúa desempeñando un papel. ¿Cómo pueden los estados extranjeros y la comunidad internacional rescatar a Líbano, un estado controlado por Hizbulá y su principal patrocinador, la República Islámica de Irán, cuando ambos estados políticos están animados por el terrorismo? El Gobierno de Estados Unidos, tanto bajo el presidente Obama como Trump, ha clasificado al régimen de Irán como el principal patrocinador estatal del terrorismo.