Un belga, castigado sin visitas en casa por celebrar fiestas durante la pandemia

La región de Bruselas obliga a llevar mascarilla al aire libre

Facemasks become mandatory in Brussels region, regional authorities announced amid surge in coronavirus infections
Un cartel informa a los habitantes de Bruselas de la obligatoriedad de llevar mascarillaOLIVIER HOSLETEFE

El ayuntamiento de la ciudad flamenca de Haaltert (centro de Bélgica) optó este miércoles por prohibir a un hombre recibir visitas en su casa después de que se saltara las normas para contener la expansión del coronavirus en dos ocasiones este mes al organizar fiestas en su domicilio.

La medida, que el infractor ha aceptado, consiste en que nadie salvo los miembros de la familia que residen en esa misma casa pueda visitarla hasta que acabe el mes de agosto, informó el diario “Le Soir”.

La Policía local había tenido que intervenir en dos ocasiones para cortar la celebración de dos fiestas en días consecutivos a principios de este mes de agosto, una con cincuenta personas y la otra con veinte.

Desde el 29 de julio y durante un mínimo de cuatro semanas, Bélgica ha reducido a solo 5 personas por semana la “burbuja social” con la que se puede mantener un contacto más estrecho.

Se trata de personas de fuera del hogar -entre las que no se contarán los menores de 12 años- con las que se mantienen contactos cercanos y con por los que la distancia de seguridad no está siempre garantizada

Por su parte, las autoridades de Bruselas están introduciendo reglas obligatorias sobre mascarillas en la capital belga tras un aumento en los casos. La oficina del ministro y presidente de Bruselas, Rudi Vervoort, señaló hoy que el número de nuevas infecciones en la ciudad había alcanzado la línea roja de Bélgica de 50 por cada 100.000 habitantes en promedio durante los últimos siete días.

Un comunicado dice que el uso de mascarillas es a partir de ahora obligatorio para todas las personas mayores de 12 años en todos los lugares públicos y en lugares privados accesibles al público. Bruselas alberga las principales instituciones de la Unión Europea y OTAN y tiene una población de alrededor de 1,2 millones de personas.

Las máscarillas obligatorias también están en vigor en la ciudad portuaria de Amberes. Bélgica tiene una de las tasas de mortalidad per cápita por Covid-19 más altas del mundo. Alrededor de 10.000 personas han muerto en un país con una población de unos 11,5 millones.