Ataque islamista en la autopista de Berlín

Pánico en la A100. Un hombre de 30 años empotró su vehículo contra varios coches y motos. El sospechoso, que amenazó con llevar una bomba, ha sido detenido

Un agente de Policía investiga el choque provocado en la autopista de Berlín (A100)FABRIZIO BENSCHReuters

El martes por la tarde un Opel Corsa arrollaba tres motoristas y otros dos coches en diferentes puntos de la autopista A100 hasta salir despedido de la vía, parándose en seco. La Policía le venía siguiendo después de que varios testigos aseguraran que había arrollado a los motociclistas a posta y salido a la fuga. Seis personas resultaron heridas, tres de ellas de gravedad.

El conductor del coche sacaba según el diario “Tagesspiegel” una alfombra y se ponía a rezar. En el momento en que llegó la Policía, Sarmad A., de 30 años, se les encaraba, sacaba una caja del coche y les amenazaba con volar por los aires la bomba que se suponía había dentro. Los agentes detenían al agresor y unos expertos en explosivos abrieron la caja, en la que solo había unas herramientas.

Los agentes investigan el lugar del ataque islamista, la autopista A100, en BerlínPaul ZinkenAP

La Fiscalía explicaba a media mañana que cree que se trata de un delito relacionado con el odio religioso, aunque el hombre tenía problemas psiquiátricos y es por ello que podrían internarlo en una prisión psiquiátrica. Según informaciones de la televisión pública ARD, el hombre habría amenazado hace varios años con matar a muchas personas. Ésa es la razón por la que en 2018 habría estado bajo tratamiento psiquiátrico en el país.

Sin embargo, no aparecía en la lista de islamistas radicales peligrosos porque no se le conoce pertenencia a ningún grupo determinado. Una periodista preguntó a la Fiscalía en la conferencia de prensa si era cierto que hay una conexión entre el atacante y el terrorista del mercadillo navideño de 2016, pero la respuesta fue tan solo que están investigando en todas las direcciones.

El número de islamistas violentos bajó en 2019

Según datos de la Policía alemana de julio, el número de islamistas radicales peligrosos habría disminuido un 10% en el último año debido al fin del Estado Islámico así como de Al Qaeda. Serían en la actualidad unas 630 personas, de las cuales un tercio se encuentra en prisión. Es por ello que en los últimos dos años, aseguran las autoridades, todos los intentos de ataque pudieron ser abortados a tiempo. Eso sí, el número total de salafistas habría aumentado alrededor de un 5% en dicho periodo.

El último ataque islamista se produjo en Alemania en 2017, cuando un simpatizante del Estado Islámico acuchilló a un hombre en un supermercado de Hamburgo. Un año antes se producía el peor ataque islamista hasta el momento en el país en el mercadillo navideño en la Plaza Breitscheidsplatz, a consecuencia del cual fallecieron doce personas. La investigación del atentado, aún en curso, sigue arrojando incógnitas.

Ayer se conocía que un informante de la Policía sabía que el terrorista Anis Amri estaba planeando un atentado y habría informado en repetidas ocasiones a las autoridades, pero no se siguieron las pistas que éste aportó. El ministerio del Interior de Renania había tratado de evitar la declaración alegando que la persona se encuentra en un programa de protección de testigos. Sin embargo, al final se decidió que hiciera pública su denuncia.

El Ejército alemán continúa desplegado en Irak

El atacante de la autopista de Berlín era iraquí, de la capital, Bagdad, y el atacante del mercadillo era tunecino y miembro del grupo terrorista Estado Islámico. El Ejército alemán participa desde 2015 en la coalición internacional contra el autoproclamado “califato” en 2014, a pesar de la petición del parlamento iraquí, en contra de la operación internacional.

Una parte de los soldados fue retirada del país el pasado marzo debido a la pandemia del coronavirus y esta semana se infectaron seis soldados, que han sido repatriados. Las dos misiones en base a las cuales se encuentran en el país deberían terminar el 31 de octubre, aunque ya fueron prolongadas en el pasado.