Arranca en La Haya el último juicio contra Mladic, el “carnicero de los Balcanes”

El ex jefe militar serbosnio pide su absolución en el proceso que le juzga por genocidio en la guerra de Bosnia

Mladic pide la absolución por supuestos errores en el juicio que lo condenó
El ex jefe militar serbobosnio Ratko Mladic, este martes ante el tribunal de La Haya que lo juzga por genocidioUN-MICT/ICTYEFE

El genocida serbobosnio Ratko Mladic, condenado a cadena perpetua por la masacre de Srebrenica y otros crímenes, pidió este martes la absolución al alegar que el tribunal internacional que lo condenó cometió “errores de Derecho”.

Las supuestas equivocaciones de la corte afectarían a los diez cargos por los que Mladic fue condenado, por lo que "se debería dar marcha atrás" a la sentencia y considerarlo "no culpable" o declarar el juicio nulo y repetirse todo el proceso, dijo una de sus abogadas, Peta-Louise Bagott, en la apertura de las vistas orales del recurso de apelación.

Según la defensa, en la condena de Mladic figuran una serie de sucesos durante la guerra, como bombardeos e incidentes con francotiradores, que no deberían vincularse con el papel de Mladic como ex jefe militar serbio del Ejército serbobosnio.

Dichos sucesos se habrían añadido a las primeras acusaciones presentadas contra Mladic, sin avisar a la defensa de ello con el debido tiempo, lo que constituiría uno de los "errores de Derecho" de la sala que lo juzgó, dijo la abogada.

Asimismo, la defensa se quejó de que no se han llevado a cabo exámenes psíquicos y físicos suficientes para evaluar si Mladic, de 77 años, está en condiciones para someterse a juicio.

Las vistas del recurso de apelación, que se celebran en el Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales (MTPI), con sede en La Haya, se están celebrando con retraso debido a una operación de colon a la que Mladic tuvo que someterse a principios de año.

El ex líder militar serbobosnio compareció ante los jueces ataviado con una corbata roja y chaqueta y protegido con una mascarilla, aunque se la colocó alrededor del cuello nada más llegar al banquillo de los acusados.

Fue condenado en septiembre de 2017 a cadena perpetua por un cargo de genocidio por la masacre de Srebrenica, la cual terminó con la vida de unos 8.000 hombres y adolescentes bosnios musulmanes.

También fue considerado culpable de cuatro crímenes de guerra y cinco de lesa humanidad, entre los que figuran asesinato, deportación, ataques contra la población civil y toma de rehenes.

Está previsto que la Fiscalía comparezca en la tarde de este martes para pedir que a la actual condena se le añada un segundo cargo de genocidio por otras masacres ocurridas en varios municipios de Bosnia.