¿Quién es Rusten Sheskey, el policía blanco que disparó al negro Jacob Blake?

El agente, de 31 años, lleva desde 2013 en servicio y desde niño siempre quiso trabajar en el cuerpo policial

El oficial de policía blanco que disparó contra Jacob Blake, paralizando al hombre afroamericano y provocando disturbios civiles en Kenosha (Wisconsin), ha servido en la Policía de la ciudad durante siete años y una vez le dijo a un periódico local que siempre había querido ser policía.

Los funcionarios de Wisconsin han identificado a Rusten Sheskey, de 31 años, del Departamento de Policía de Kenosha, como el hombre que disparó a Blake, de 29 años, siete veces en la espalda el domingo cuando Blake abría la puerta de su automóvil donde estaban sentados tres de sus hijos.

Los registros del oficial muestran que fue suspendido por un día en 2017 por una infracción relacionada con la conducción.

El tiroteo, capturado en vídeo por un transeúnte, desató cuatro noches de protestas que en ocasiones estallaron en incendios provocados y vandalismo generalizado. El martes por la noche, un miembro de la milicia blanca de 17 años que se autodenominaba le disparó a tres personas y mató a dos, dijeron las autoridades. El adolescente, Kyle Rittenhouse, fue arrestado el miércoles y acusado de homicidio.

El tiroteo de Blake fue el más reciente de una larga serie de incidentes a menudo mortales que involucran a hombres, mujeres o niños negros y policías o autodenominados justicieros. El asesinato de George Floyd el 25 de mayo, en el que un oficial de policía de Mineápolis se arrodilló sobre el cuello de Floyd desató un verano de protestas a nivel nacional.

El Departamento de Justicia de Wisconsin está investigando el tiroteo de Blake con la ayuda del FBI y planea proporcionar un informe sobre el incidente dentro de 30 días a un fiscal, quien determinará si acusar penalmente a Sheskey. El Departamento de Justicia de Estados Unidos también ha iniciado una investigación de derechos civiles sobre el tiroteo.

Sheskey, quien ahora está suspendido como policía, una rutina en tiroteos involucrados por la policía en Kenosha, no respondió a los correos electrónicos en busca de comentarios. Se unió al departamento de policía de la ciudad en 2013 y ha sido parte de una unidad que patrulla en bicicleta. Antes de eso, fue oficial de policía de la Universidad de Wisconsin-Parkside durante aproximadamente tres años.

El diario “Kenosha News” en un artículo de 2019 citó a Sheskey diciendo que “en su mayor parte” siempre había querido ser un oficial de policía. El abuelo de Sheskey también trabajó en el Departamento de Policía de Kenosha.

“Lo que más me gusta es que estás lidiando con personas en quizás el peor día de sus vidas y puedes intentar ayudarlas tanto como puedas y hacer que ese día sea un poco mejor”, dijo Sheskey a la serie del periódico que destaca a los locales. residentes. “Es posible que no seamos capaces de arreglar una situación o mejorarla, pero tal vez podamos hacer que sea un poco más fácil de manejar para ellos durante ese tiempo”.

Los registros públicos vinculan a Sheskey con una casa en Kenosha, una ciudad de unas 100.000 habitantes cerca del lago Michigan y a unos 56 km al sur de Milwaukee.

En 2017, fue suspendido por un día sin paga por violar las políticas y procedimientos del departamento relacionados con los vehículos del departamento, según un registro de la ciudad. No se proporcionaron los detalles de la violación.

Sheskey creció cerca de Kenosha en el suburbio de Waukesha en Milwaukee. En 2010, se registró para votar como republicano. En diciembre pasado, él y su ahora ex esposa presentaron una petición conjunta de divorcio, según muestran los registros judiciales.

Blake sobrevivió al tiroteo del domingo a pesar de las heridas en la columna vertebral y múltiples órganos, y podría quedar paralizado permanentemente, dijeron abogados que representan a su familia.

El Departamento de Justicia de Wisconsin dijo el miércoles que los investigadores encontraron un cuchillo en el asiento del lado del conductor del automóvil de Blake.

Los investigadores también dijeron que la Policía había disparado a Blake durante un intento de arrestarlo como parte de una disputa doméstica, y que Blake les había admitido que tenía un cuchillo. No dijeron que había amenazado a nadie con eso. El abogado de derechos civiles Ben Crump, que representa a la familia Blake, cuestionó el informe de que tenía un cuchillo.