La policía confirma que la amenaza sobre un colegio de Berlín es una falsa alarma

Un dispositivo especial con 80 agentes se había desplazado a una escuela de Rummelsburg tras recibir un aviso del centro

Policía armada en el colegio de Rummelsburg en Berlín
Policía armada en el colegio de Rummelsburg en BerlínPaul ZinkenAP

La Policía confirma que la amenaza recibida sobre la seguridad de una escuela de Berlín es una falsa alarma. En torno a las 10:00 horas de esta mañana se disparó una alerta sobre el colegio Max-Taut-Oberstufenzentrum que desencadenó en una operación a gran escala por parte de la policía, el comando de operaciones especiales y los bomberos esta mañana.

El edificio de la escuela fue registrado durante varias horas. Alrededor de la 13:30 del mediodía, la policía anunció en Twitter que los estudiantes serían sacados gradualmente de la escuela.

Varias personas respondieron al tuit de la policía alegando que estaban en la escuela y se habían atrincherado en las habitaciones. Sin embargo, estas declaraciones no pudieron verificarse al principio. Poco después de las 3 de la tarde, la policía anunció en Twitter que todo el Max-Taut- había sido registrado con la ayuda de fuerzas especiales. Actualmente se asume que ha habido un falso positivo. “Todos los presentes son acompañados fuera del edificio. Un equipo de nuestra preparación para emergencias psicosociales está listo”, continuó el tuit. La policía tenía 80 agentes que estaban de servicio.

Inicialmente no había evidencia de personas sospechosas o heridas, dijo una portavoz de la policía a solicitud de una cadena local. Por tanto, no se puede descartar una falsa alarma. El despliegue de servicios de emergencia en grandes cantidades también es estándar en tales casos, explicaron las autoridades.

Más tarde, la policía defendió su enfoque y escribió en Twitter: “Siempre nos tomamos muy en serio una alarma fuera de control. La escuela y nuestros servicios de emergencia siempre deben actuar como una emergencia. Le pedimos su comprensión y le agradecemos su paciencia. Cómo se ha rpoducido la falsa alarma, ahora se está investigando “.