Alexei Navalni, el bloguero que se atrevió a desafiar el poder de Putin

El opositor permanece en coma desde hace una semana en en un hospital de Berlín tras ser envenenado

Rusia.- El entorno de Navalni pide al TEDH que interceda para lograr su traslado a Alemania
El opositor Alexei Navalni se ha caracterizado por denunciar la corrupción del círculo de poder de Putin CELESTINO ARCE LAVIN / ZUMA PRES

Alexei Navalni sigue luchando por su salud en un hospital berlinés ajeno a los titulares que se han publicado con su nombre, dentro y fuera de Rusia. El bloguero y opositor ruso, que hace tiempo dejó de ser un desconocido en la arena política de su país, cuenta a sus seguidores y detractores por millones, habiéndose convertido en un personaje con un perfil lleno de luces y sombras.

Alexei Anatolievich Navalni nació hace 44 años en Odíntsovo, ciudad situada en la región de Moscú, y tras terminar Derecho en 1998, cursó su especialización en Finanzas, Crédito y Bolsa en la Academia Financiera del Gobierno de la Federación de Rusia en 2001. Ya en sus años de universidad se sintió atraído por la política, afiliándose al partido liberal Yabloko, en el que no vieron con buenos ojos su posicionamiento ultranacionalista. Poco antes de que el comité del partido decidiera su expulsión, decidió salir de manera voluntaria en 2007.

A partir de ese momento, siguió vinculado a la política, colaborando con algunos líderes de la oposición, pero es con Garry Kasparov con quien empezó una estrecha relación, siendo el ajedrecista quien le consiguió en 2010 una beca en Yale para el World Fellows Program. Desde entonces, muchos han criticado la vinculación del político con organizaciones americanas y su defensa de la democracia de ese país.

El nombre de Navalni empieza a conocerse para el gran público a partir de 2011, cuando el opositor convocó a cerca de 5.000 personas en Moscú para protestar por los resultados de las elecciones legislativas y es en ese mismo año cuando crea el Fondo de Lucha contra la Corrupción, organización que pretendía denunciar el enriquecimiento de algunos políticos rusos, demostrándolo con vídeos y documentales colgados en Youtube que cuenta con casi cuatro millones de seguidores y con el que ha conseguido numerosos enemigos.

Dicho fondo fue clausurado en junio después de haber perdido varios juicios y ser considerado como un agente externo. En julio de 2013, Navalni fue declarado culpable de malversación de fondos y condenado a cinco años de prisión. A pesar de ello, se le dejó salir de la cárcel para participar en las elecciones por la Alcaldía de Moscú, donde obtuvo más del 27% de los votos.

Pero hasta ahora, Navalni no ha podido lograr su objetivo de enfrentarse a Putin. Ha sido su dominio sobre las nuevas tecnologías y las redes sociales lo que le han ayudado a convertirse en uno de los opositores más conocidos, adquiriendo más notoriedad tras el asesinato de Boris Nemtsov en 2015, considerado en aquel momento el principal líder opositor en el país.

Alexei Navalni está casado con la economista Yulia Navalni, con quien tiene dos hijos.