Silvio Berlusconi, ingresado en Milán con una neumonía bilateral por covid

El ex primer ministro italiano se encuentra en el hospital San Raffaele. Sus hijos y su nueva novia dan también positivo en coronavirus

A punto de cumplir 84 años, Silvio Berlusconi se encuentra hospitalizado en el hospital San Raffaele de Milán tras haber dado positivo por coronavirus. El parte médico señala que el ex primer ministro padece una “pulmonía bilateral” en estado precoz, aunque los médicos aseguran que se trata de una cuestión leve y que el paciente se encuentra bien. El ex primer ministro italiano dio positivo en la prueba del covid-19 el pasado 2 de septiembre y fue hospitalizado la madrugada de este viernes después de un examen de su médico personal, Alberto Zangrillo.

“Su ingreso fue necesario porque se le considera un paciente de riesgo por su edad y las patologías anteriores, que son conocidas. Pero la situación es tranquila y reconfortante. No está intubado y respira espontáneamente”, señaló ayer en rueda de prensa el doctor Zangrillo. “Su cuadro clínico impone absoluta cautela”, agregó. En el pasado, Berlusconi ha sido sometido a varias operaciones importantes, como cuando le tuvieron que implantar un bypass.

Hace tres días, cuando le fue realizado el test, el líder de Forza Italia era asintomático. Sin embargo, tras una nueva exploración le diagnosticaron la “pulmonía bilateral”, por lo que acudió al centro hospitalario por su propio pie. No se encuentra en la UCI, sino en planta. “En unos pocos días Berlusconi cumplirá 84 años. Me he impuesto de someterlo a un régimen que comporta un reposo absoluto, que es probablemente la terapia que más necesita. No ha sido fácil, tuve que convencerlo para que se mantuviera ingresado”, afirmó el doctor. Zangrillo añadió que el humor del paciente “no es el mejor”.

El excesivo celo del médico contrasta con anteriores declaraciones por las que se ha hecho célebre en Italia, ya que hace semanas manifestó que el “virus está muerto” y pidió a los ciudadanos más relajación ante la “alarma excesiva” que, según él, se había producido. Por este motivo, Zangrillo ha sido recientemente un habitual en televisiones y periódicos.

Y ahora, con su mejor cliente hospitalizado por el virus, tuvo que dar explicaciones. “Es verdad que usé un tono fuerte, pero que reflejaba la situación que vemos hoy. No niego que el virus exista y que tenga complicaciones letales, pero soy el primero en decir que debemos convivir con él”, dijo. Además, matizó que la situación de los hospitales difiere mucho con la de hace unos meses. En Italia este viernes contabilizan 1.773 nuevos positivos y 11 fallecidos, lo que supone un incremento de casos con respecto a días pasados.

Aún no está claro dónde contrajo el virus Berlusconi. En agosto mantuvo una reunión en Cerdeña con su amigo y empresario Flavio Briatore, que también está contagiado, pero en las primeras pruebas el político resultó negativo. El ex “cavaliere” siguió con su vida normal, ofreció una fiesta con un grupo de amigos y mantuvo un encuentro familiar en la isla de Capri, donde probablemente se contagió. Dos de sus hijos y su actual pareja, la diputada Marta Fascina, de 30 años, también tienen el virus. Todos ellos son asintomáticos y no han sufrido complicaciones