Correa queda fuera de la lista de precandidatos a las presidenciales

El ex presidente ecuatoriano, residente en Bélgica, debía firmar en persona su candidatura a la Vicepresidencia, pero lo hizo de forma telemática

El Consejo Nacional Electoral de Ecuador (CNE) rechazó que el ex presidente Rafael Correa formalizara su precandidatura a la Vicepresidencia para las elecciones de 2021 de forma telemática, después de que éste enviara a su hermana con un poder para realizar el trámite.

“No la dejaron porque no es el requisito que está establecido para el proceso”, confirmaron fuentes del CNE. “Negar la aceptación de la candidatura telemática y con firma electrónica, como intenta hacerlo el CNE, es gravísimo”, escribió el propio Correa.

La hermana del ex mandatario acudió a la sede del organismo electoral para cumplimentar el protocolo de aceptación de candidatura y lo hizo acompañando al candidato del partido Centro Democrático que aspira a la Presidencia, Andrés Arauz.

Arauz sí pudo tramitar la documentación, pero cuando le llegó el turno de quien es su compañero de binomio, Rafael Correa, las autoridades del CNE exigieron la presentación física del candidato y no la de su hermana, a quien el ex presidente ha apoderado como representante legal.

Correa atendió al acto a través de medios telemáticos desde Bélgica, donde reside tras dejar el cargo en 2017, y aseveró haber enviado su aceptación a la precandidatura, con firma electrónica, a los estamentos correspondientes del CNE y a organismos internacionales.

De forma virtual, dijo en varias ocasiones que acepta la precandidatura y aseguró que no permitirán que se “roben la democracia”, ante la posibilidad de que no se acepte su participación al no estar él presente físicamente en el lugar.

Los documentos presentados por la hermana del ex presidente serán ahora analizados por el CNE, aunque las fuentes aclararon que la disposición que exige la presentación física del candidato data de 2012.

El correísmo argumenta que en tiempos de pandemia y cuando todo se hace telemáticamente, no hay razón por la que se exija a un candidato presentarse en las oficinas del CNE en Quito.

En busca de inmunidad

Con más de una docena de investigaciones abiertas en su contra, Correa no puede llegar a Ecuador sin exponerse al arresto, dado que es requerido por la justicia en un caso por el secuestro del político opositor Fernando Balda.

Además, ha sido condenado a ocho años por cohecho en un caso de sobornos, expediente en el que tiene una condena en primera y segunda instancia y que el llegará al Tribunal de Casación, por considerar que se han violado sus derechos.

El movimiento correísta ha denunciado en repetidas ocasiones que tanto las investigaciones como los juicios a un sinnúmero de sus dirigentes durante los tres últimos años son parte de una persecución política del actual mandatario, Lenín Moreno.

El miércoles vence el plazo para la aceptación ante el CNE de las precandidaturas que ya fueron designadas en primarias.

Posteriormente, el Consejo convocará el 17 de septiembre a la inscripción formal de los aspirantes desde el 18 de este mes hasta el 7 de octubre. Tras este proceso se confirmarán oficialmente las candidaturas. Sin embargob el CNE ya alega que sencillamente Correa no llegó a tiempo, y no cumplió con las fechas. Si Correa lograse proclamarse vicepresidente, gozaría de fueros y no podría ser juzgado durante su mandato. Una táctica que también busca el boliviano Evo Morales, con su candidatura al Senado.