‘Poopalosi’, el polémico vídeo viral de un YouTuber defecando frente a la casa de Nancy Pelosi

El YouTuber, conocido como Armando o Mando, fue detenido posteriormente por agentes de la policía de San Francisco por compartir públicamente esta polémica escena

Un joven YouTuber se metió en un buen lio este fin de semana en San Francisco después de hacer supuestamente sus necesidades frente a la entrada de la casa de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE UU, la demócrata Nancy Pelosi, como muestra aparente de apoyo a Donald Trump.

El hombre, de 28 años y que se identifica a sí mismo como Armando o Mando, decidió retransmitir la escena en directo el pasado 12 de septiembre a través de su canal ‘Lifes Mavrek’ en YouTube. El vídeo fue titulado como ‘Poopalosi’ y ya ha sido reproducido ya más de 20.000 veces en la plataforma social.

Tal y como se puede apreciar en el vídeo, Armando aparece al principio caminando por la calle en busca del hogar de Pelosi. Una vez que halló la casa, colocó su cámara en la calle de enfrente y se situó frente a la casa de la líder de los demócratas mientras saludaba a sus espectadores antes de bajarse los pantalones y defecar.

Al terminar, se ve cómo el YouTuber se limpia el trasero con algo parecido al papel higiénico. Posteriormente, se dirigió hasta donde estaba la cámara para decir: “Eso fue para el presidente Trump”.

“Voy a necesitar un abogado”

Después de compartir esta polémica escena en su canal de YouTube, Armando decidió transmitir a continuación otro titulado 'Im gonna need a lawyer’ (voy a necesitar un abogado). Y es que el joven fue detenido después por agentes de la policía de San Francisco.

“Fue aterrador. Me preguntaron sobre Kamala Harris y sobre cómo bromeé en el vídeo diciendo que si ella viviera en San Francisco yo también estaría en su casa. No estaban de coña”, explicó sorprendido Armando.

Finalmente, el YouTuber decidió disculparse vía Twitter por el acto tan desagradable que cometió. “@SpeakerPelosi Sé que es posible que nunca veas esto, pero quiero que sepas que no quise hacer ningún daño ayer cuando hice lo que hice. No estoy orgulloso de eso en absoluto y solo me gustaría que lo supieras. No tengo mala voluntad contra ti ni contra ningún funcionario electo”, dice su tuit.

En declaraciones al ‘New York Post’, Armando afirma que su acción la hizo como “protesta pacífica”, aunque “se le fue de las manos”. Explicó que es un YouTuber que se dedica principalmente a hacer vídeos en directo documentando la vida diaria. Y es que el joven comenzó a hacer vídeos tras quedarse sin hogar hace seis años. A través de su vídeos esperaba mostrar la vida en la calle mientras cambiaba de ciudad.

Sin embargo, después del confinamiento a causa del Covid-19, la situación de complicó más aún para las personas que viven en la calle. “Estuve buscando un baño toda la semana, y la idea surgió en los comentarios de una de mis retransmisiones cuando me dijeron ‘Oye, deberías meterte una mierda en la casa de Pelosi’”, dijo Armando.

“Todos disfrutaban con la idea y, finalmente, no pude aguantar más”. También indicó que su comentario sobre Trump fue una “sátira”, ya que él “no es realmente muy político”. A pesar de que Armando reconoció que no estaba “particularmente orgulloso” de su acción, agregó: “Qué mejor manera de mostrarle a alguien el mensaje, ¿ya sabes? Necesitamos más acceso a los baños, necesitamos más acceso a los recursos aquí”.