¿Qué piensan los ex primeros ministros británicos de Boris Johnson?

Hay unanimidad. Nunca antes en la historia reciente de Reino Unido los antiguos mandatarios han coincidido en las críticas al actual “premier”

Aunque el tema del día en Inglaterra es hoy las nuevas medidas para contener el coronavirus, por las que se reducen las reuniones sociales hasta seis personas y entran en vigor otras restricciones posiblemente hasta Navidad, hoy ha ocurrido un hecho sin igual en la historia reciente de Reino Unido.

Todos los ex primeros ministros británicos han criticado al actual “premier” Boris Johnson por su actitud ante la UE durante la última fase de las negociaciones del Brexit. Johnson se sacó un “as” de la manga y decidió lanzar una ley de Mercado Interno que dinamita algunos puntos clave del Acuerdo de Retirada que se alcanzó el año pasado.

La polémica Ley de Mercado Interno ha logrado algo inédito: las críticas públicas hacia Johnson por parte de todos los ex jefes de Gobierno británicos. Conservadores o laboristas, están de acuerdo en que la actitud de su sucesor pone en peligro a Reino Unido.

A continuación, los cinco antiguos ex “premiers” que han criticado a Johnson.

John Major (1990-1997)

El ex primer ministro John Major, gobernó en Reino Unido de 1990 a 1997. El Gobierno del sucesor de Margaret Thatcher tuvo un mandato de marcado carácter conservador y europeísta. En 1994, logró un alto el fuego de la organización terrorista de Irlanda del Norte, lo que abría las puertas a la negociación de la paz.

Ayer, junto al ex “premier” Tony Blair, publicó un artículo en el diario “The Sunday Times” en el que rechazaba la controvertida Ley de Mercado Interior. Johnson tiene mayoría en el Parlamento, por lo que pidió a los suyos, a los diputados “tories”, que voten en contra de esta ley.

“Esta forma de negociar, con la razón apartada por la ideología y la pose de caballero pomposo en lugar de la diplomacia seria es una irresponsabilidad, un principio erróneo y peligroso en la práctica”, advirtieron.

“Plantea cuestiones que van más allá del impacto sobre Irlanda, el proceso de paz y las negociaciones de un acuerdo comercial, asuntos cruciales sin duda. Cuestiona la propia integridad de nuestra nación”, escribieron.

Tony Blair (1997-2007)

Tony Blair gobernó Reino Unido desde 1997 hasta 2007. Blair logró la mayor victoria del Partido Laborista en unas elecciones. El mandato del laborista estuvo marcado por las reformas económicas, el proceso de paz en el Ulster y por la “Guerra contra el terrorismo” en Irak.

Junto a Major, con quien a pesar de ser rival político, trabajó para alcanzar el acuerdo de paz del Viernes Santo (en 1998) en Irlanda del Norte, escribió el duro artículo contra Johnson. En opinión de ambos, la actitud del Gobierno “avergüenza” a Reino Unido.

Los planes del Ejecutivo puede poner en peligro el acuerdo del Viernes Santo, perjudicar la credibilidad del Reino Unido en futuros acuerdos comerciales y llevar a medidas de represalia perjudiciales por parte de la UE.

En suma, piden a los diputados que rechacen lo que califican de “vergonzoso” proyecto de ley, y consideran que la actitud de Johnson es “irresponsable”, “equivocada” y “peligrosa”.

Gordon Brown (2007-2010)

El sucesor de Tony Blair, el también laborista Gordon Brown, ha criticado a Boris Johnson. El ex primer ministro, que gobernó de 2007 a 2010, también ha hecho declaraciones públicas sobre el órdago de Johnson.

“Creo que es un error. Un primer ministro está ahí para que se le critique por hacer las cosas peor, particularmente si haces das tantos giros de 180º”, indicó Brown el viernes. Para Brown, “lo divertido sobre Boris Johnson es que le encanta hablar sobre palabras en Latín, pero hay dos que no parece conocer: mea culpa”.

También el viernes, preguntado a este respecto en otro medio local, el ex líder laborista reconocía que “esto es un enorme acto de autodaño. Sabíamos que había un debate sobre la pesca y la ayuda estatal pero pasar a explotar este argumento para romper un tratado internacional ha sido condenado por tantísima gente...".

“Si yo hubiera hecho esto cuando era el primer ministro, entonces los conservadores me habrían acusado de violar el estado de derecho, recriminado de todo y dicho: 'no puedes ignorar un tratado internacional que firmaste hace solo unas semanas y negociaste´”.

David Cameron (2010-2016)

El primer ministro que, podríamos decir, nos llevó a esto, David Cameron, ha sido el último ex “premier” en sumarse a las críticas contra Boris Johnson. El conservador que gobernó desde 2010 hasta 2016, fue quien permitió el referéndum de independecia en Escocia en 2015 y el del Brexit en junio de 2016. Menos de un mes después del resultado del plebiscito sobre el divorcio con la UE, Cameron dimitió.

Pues bien, hoy Cameron ha reconocido sus “dudas” sobre la Ley de Mercado Interior. "Aprobar la ley y romper las obligaciones internacionales es lo último que debería contemplarse, el último recurso”, ha dicho Cameron, en unas declaraciones en las que por primera vez se ha pronunciado sobre el pulso abierto en estos últimos días entre Londres y Bruselas, según Sky News.

“Tengo dudas sobre lo que se propone”, ha añadido el ex primer ministro.

“Aprobar una ley en el Parlamento y luego romper una obligación de un tratado internacional es lo último que debes contemplar. Debería ser un recurso final absoluto”, indicó Cameron a los periodistas ayer, en declaraciones recogidas por Reuters.

Theresa May (2016-2019)

La sucesora de Cameron, la conservadora Theresa May, no lo tuvo nunca nada fácil. Heredó un Gobierno en pleno caos del Brexit. Su mandato estuvo fuertemente marcado por las negociaciones del Brexit con la UE.

En un debate en la Cámara de los Comunes, May criticó abiertamente la actitud del Ejecutivo. "¿Cómo puede el Gobierno convencer a futuros socios internacionales de que se puede confiar en Reino Unido y que Reino Unido respetará las obligaciones legales de cualquier tratado?, indicó la ex “premier”.

Es más, son varios los diputados “tories” los que quieren que May lidere una revolución contra Johnson en caso de violar la legislación internacional.