Sube a un autobús con una serpiente a modo de mascarilla

La compañía de Transportes consideró que si bien se aceptan mascarillas de confección casera, no se podía dar como válida una de piel de serpiente, “sobre todo si aún va unida al animal”

Los pasajeros de un autobús que iba de Swinton a Manchester, en Reino Unido, se vieron sorprendidos el lunes por una visión que no olvidarán. Un hombre subió al autobús usando una serpiente como mascarilla. El viajero llevaba a su “mascota” alrededor de cuello y boca. Una pasajera pensó que se trata de un estampado hasta que vio a la serpiente deslizándose por los pasamanos.

Los inspectores evidentemente no dieron por válida la idea y rechazaron la serpiente como mascarilla. La testigo, que pidió permanecer en el anonimato, aseguró que el incidente fue “realmente divertido” y agregó que el animal no parecía molestar a ninguno de sus compañeros de viaje: “Nadie pestañeó”.

Debido a la pandemia de coronavirus, el uso de mascarilla es obligatorio en el transporte público, excepto para niños menores de 11 años o aquellos que están exentos por razones de salud o discapacidad.

Un portavoz de la compañía de Transportes aseguró que “el Gobierno establece claramente que no es necesario que sea una máscara quirúrgica y que los pasajeros pueden llevar una de confección casera o usar algo adecuado, como una bufanda o un pañuelo”.

Pero si bien el abanico es amplio, "no creemos que se extienda al uso de piel de serpiente, especialmente cuando todavía está unida a la serpiente”.