Lo que se sabe del tercer portaaviones chino

Será una plataforma de 85.000 toneladas y más de 40 aviones con un sistema de propulsión electromagnético

La flota naval de la Armada china se verá reforzada con la fabricación del tercer portaaviones en manos del gigante asiático. Poco se sabe en torno a esta embarcación, que actualmente se construye en el astillero estatal de Jiangnan, en una isla en la desembocadura del rio Yangtsé, cerca de Shangai. Algunas fuentes le llaman Tipo 002 y otras Tipo 003, y según la web ChinaPower existen imágenes de satélite que muestran nueve bloques de casco espaciados en un dique seco que suman aproximadamente 297 metros de longitud.

El Ejército Popular de Liberación de China se haya inmerso en un proceso de modernización para reforzar el poderío naval de la Armada, un plan que levanta suspicacias entre sus rivales, tanto en EEUU como en otros países de la región, especialmente por el conflicto en torno al Mar de China Meridional. La Armada del país asiático tiene 360 barcos y ya habría superado los 297 buques de la Armada estadounidense.

El tercer portaviones será una obra de alta tecnología de 85.000 toneladas y 40 aviones, que incorporará un sistema de propulsión electromagnética (EMALS), similar al USS Ford de la la Armada de Estados Unidos. El experto Kris Osborn explica que “una catapulta electromagnética genera un lanzamiento fluido y suave que es diferente a un despegue tipo escopeta a vapor” y asegura que estará armado con cazas J-15 Flying Shark y J-31 de quinta generación .

Algunos medios han especulado con que este tercer portaaviones podría ser el primero de China propulsado con energía nuclear. Otros medios, en cambio, explican que China está planeando otro portaaviones (Tipo 003) de propulsión nuclear.

Un informe del Pentágono sobre la modernización militar de China señalaba que este portaaviones sería más grande que los dos primeros y estaría equipado con un sistema de lanzamiento de catapulta para acelerar los aviones durante el despegue. “Este diseño le permitirá soportar aviones de combate adicionales, aviones de alerta temprana de ala fija y operaciones de vuelo más rápidas”, según reza el documento del Departamento de Defensa estadounidense citado por la agencia Reuters.

El Departamento de Defensa de EEUU considera que China espera poner en servicio este tercer portaaviones en 2023 y será una pieza clave en la expansión y consolidación del país como gran potencial naval de Asia. La Armada del Ejército Popular de Liberación dispone de 10 submarinos de propulsión nuclear, pero hasta ahora no ha botado ningún barco de superficie con propulsión nuclear.

Según la información difundida por ChinaPower, se espera que el montaje del casco se lleve a cabo durante los próximos meses. “Una vez que el casco y la superestructura estén ensamblados, el dique seco se inundará y el portaaviones entrará al agua. Es probable que el transportista se traslade a otro lugar para su equipamiento”, añade.

Su primer portaaviones, el Liaoning, era de fabricación soviética (Ucrania) y fue comprado de segunda mano en 1998 y posteriormente reacondicionado en China, en 2012. En 2019, Pekín botó el Shandong, el primero de fabricación china, capaz de llevar 36 cazas J-15. Medios estatales de China han citado a expertos que aseguran que Pekín necesita al menos seis portaaviones. Actualmente, Estados Unidos opera once embarcaciones de este tipo..

El esfuerzo por construir un gran portaaviones diseñado en casa se considera una parte central del extenso impulso de modernización militar de China. Una serie de informes especiales de la agencia Reuters mostraban cómo este esfuerzo está desafiando décadas de superioridad estratégica de Estados Unidos en el este de Asia.