Las claves del tijeretazo a la casta en Italia: 345 parlamentarios menos

El Senado y la Cámara de Diputados tienen un coste anual de 1.000 millones de euros. El referéndum de este domingo reduce un tercio el número de escaños

El 8 de octubre de 2019 la Cámara de Diputados italiana aprobó de forma definitiva la modificación de tres artículos de la Constitución, con el objetivo de recortar en un tercio el número de parlamentarios. Si bien, la Carta Magna establece que reformas de este tipo deben ser aprobadas también en referéndum.

El proyecto de ley, impulsado por el M5E, contó con 553 votos a favor, 14 en contra y dos abstenciones. Es decir, casi todo el espectro parlamentario ofreció su respaldo, pero ahora, que se trata de ir al voto, la cuestión se ha convertido en política, por lo que en el resto de partidos se resisten a brindarle una victoria al M5E. Debería ganar el “sí” sin demasiados problemas, aunque no será un paseo.

¿Cómo quedarán las cámaras?

La Cámara de Diputados pasará de tener 630 escaños a 400, mientras que el Senado quedará reducido de 315 a 200. Por tanto, el número total de parlamentarios será de 600, con una reducción del 36%.

¿Cuáles son las razones del recorte?

Por un lado, políticas. El sistema parlamentario italiano se define como “bicameralismo perfecto”, lo que significa que ambas cámaras tienen las mismas competencias. Esto ya dificulta el trámite legislativo, pero además el elevado número de diputados y senadores lo complica aún más.

La otra razón es económica. Un diputado italiano tiene un sueldo mensual de 10.000 euros, que unido a los gastos extraordinarios, se eleva hasta 18.000. La cantidad contrasta con los 5.300 que gana en total un diputado español. La reforma no implica un recorte del salario, pero a menor número de parlamentarios, menor gasto. El Parlamento italiano cuesta casi 1.000 millones de euros anuales y con la reforma se ahorrarán unos 57 millones.

¿Cómo será la representatividad?

Con la reforma, Italia será el país de la UE con la menor tasa de diputados con respecto a su población. Tendrá un diputado por cada 151.000 habitantes, mientras que España le sigue inmediatamente en la lista con uno por cada 133.000. Alemania o Francia tienen uno por cada 116.000.

En cuanto a la Cámara alta, Alemania y Polonia tienen aún menos senadores por habitante. Sin embargo, a diferencia de otros países, el Senado italiano tiene amplias funciones, por lo que su reducción tendría mayor importancia.

¿Lo plantean otros países?

Sí. En Alemania, Francia o Reino Unido también está abierto un debate para adelgazar sus parlamentos. En España se lleva aparcando desde hace años una hipotética reforma del Senado.

¿Hay unanimidad en Italia?

No. Parecía haberla, pero en los últimos años varios partidos y diversos constitucionalistas alegan que será más difícil que ciudadanos de zonas remotas estén representados y que el ahorro no es demasiado significativo. Mientras, la ciudadanía sí parece convencida.

¿Cuándo entrará en vigor?

En las próximas elecciones, previa reforma de la ley electoral para hacerla más proporcional.