¿Quién era Breonna Taylor, la afroamericana que ha despertado las protestas raciales?

Se ha convertido en todo un símbolo de las protestas contra el racismo y la brutalidad policial al igual que lo fue George Floyd tras su muerte en mayo

Varias ciudades estadounidenses como Louisville, Washington, Nueva York o Atlanta se han llenado de manifestaciones y protestas por la decisión de la Fiscalía de no imputar por asesinato a los agentes implicados por el caso de Breonna Taylor, una mujer negra tiroteada en su propia casa. Un gran jurado ha imputado al exagente Brett Hankison por imprudencia temeraria en primer grado en relación con la muerte a tiros de Taylor, mientras que otros dos policías -John Mattingly y Miles Cosgrove- no han sido acusados. Taylor se ha convertido en todo un símbolo de las protestas contra el racismo y la brutalidad policial al igual que lo fue George Floyd tras su muerte en mayo en Mineápolis (Minesota).

Pero, ¿quién era Breonna Taylor?

Taylor era una técnica en emergencias sanitarias de 26 años que vivía con su hermana en un apartamento en Louisville. Ella y su novio, Kenneth Walker, estaban viendo una película en su habitación la noche del 13 de marzo cuando la policía entró en su domicilio con una orden de registro por drogas (que no encontraron), una de las cinco emitidas esa noche en un amplio operativo. Minutos después, Taylor recibió un disparo mortal. Su muerte provocó meses de protestas en Louisville, y celebridades como LeBron James, Beyonce y Oprah Winfrey pidieron a las autoridades que acusaran penalmente a los agentes de policía que participaron en la redada.

Según las primeras investigaciones, los agentes confundieron a su novio con otra persona. Tras derribar la puerta, el sargento John Mattingly entró en el domicilio y Walker, el novio de Taylor, le disparó una vez en la pierna, pensando que era un intruso. Mattingly, Hankison y un tercer oficial, Myles Cosgrove, respondieron al fuego, con un total de 32 disparos. Seis de ellos alcanzaron a Breonna y uno de ellos fue fatal, según las pruebas que presentó el fiscal general de Kentucky y en las que se ha basado el jurado para tomar su decisión.