Los dos portaaviones chinos terminan ejercicios militares para probar sus armas

Los expertos creen que el Shandong estará listo para el combate a finales de este año

Los portaaviones chinos Liaoning y Shandong han completado recientemente un entrenamiento de rutina y ejercicios marinos, respectivamente, señaló un portavoz militar citado por la agencia china Xinhua.

Las misiones de entrenamiento fueron llevadas a cabo para probar el desempeño de las armas y el equipo, así como el nivel de entrenamiento de sus efectivos, con el fin de fortalecer la capacidad de las tropas para desempeñar misiones y tareas, señaló en una conferencia de prensa Tan Kefei, portavoz del Ministerio de Defensa Nacional.

Los expertos esperan que el Shandong, botado oficialmente en 2019, se integre con los aviones de combate J-15 que se fabricaron específicamente para esta embarcación. Se espera que esté listo para combate para fines de 2020. El Shandong, el primer portaaviones desarrollado íntegramente por China, partió a primeros de mes hacia la zona donde se realizan los ejercicios militares navales del Mar de Bohai.

Según The Global Times, China ha estado produciendo nuevos aviones de combate J-15 basados en portaaviones y entrenando nuevos pilotos para Shandong en los últimos años, y durante estos ejercicios la integración de los cazas en el portaaviones han sido una parte crucial de la preparación para el combate, dijo un experto militar chino que pidió el anonimato al periódico.

Los portaaviones preparados para el combate son claves en la estrategia de defensa de Pekín para hacer frente a la presión militar en el Estrecho de Taiwán y el Mar Meridional de China de países como Estados Unidos.

Desde 2018, China está embarcada en el diseño del que será su tercer portaaviones, que se construye en el astillero estatal de Jiangnan, en una isla en la desembocadura del rio Yangtsé, cerca de Shangai. Según la web ChinaPower existen imágenes de satélite que muestran nueve bloques de casco espaciados en un dique seco que suman aproximadamente 297 metros de longitud.

El tercer portaviones será una obra de alta tecnología de 85.000 toneladas y 40 aviones, que incorporará un sistema de propulsión electromagnética (EMALS), similar al USS Ford de la la Armada de Estados Unidos.