Irán enseña los dientes: Así es su último misil balístico

El Zolfaqar tiene un alcance de unos 750 kilómetros. Los Guardias de la Revolución exhiben un cohete guiado que podría ser transportado por aviones de combate Sukhoi Su-22

El Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (IRGC por sus siglas en inglés) dio a conocer este fin de semana un nuevo misil balístico naval con un alcance de más de 700 kilómetros. El nuevo misil se llama Zolfaqar Basir y se mostró en una exposición permanente sobre los logros de la Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria que se inauguró el domingo por la mañana, informó la agencia de noticias iraní Tasnim.

Conocido como la última versión de una nueva generación de misiles del ‘Golfo Pérsico’, el Zolfaqar Basir tiene un alcance de más de 700 kilómetros y su ojiva está equipada con un buscador óptico. El alcance de los misiles navales anteriores del IRGC, Golfo Pérsico y Ormuz, era de alrededor de 300 y 250 km respectivamente.

La versión tierra-tierra del misil Zolfaqar tiene un alcance de unos 750 kilómetros. Se utilizó en una operación contra los terroristas de Daesh en Siria en octubre de 2018 y en un ataque con misiles contra la base aérea estadounidense de Ain al-Assad en Irak en enero de 2020.

Los funcionarios iraníes han subrayado repetidamente que el país no dudará en fortalecer sus capacidades militares, incluida su potencia de misiles, que están destinados exclusivamente a la defensa, según la agencia Tasnim, y que las capacidades de defensa de Irán nunca estarán sujetas a negociaciones.

Un cohete guiado

Otras de las armas presentadas en el Salón Aeroespacial Nacional en Teherán es un cohete guiado que podría ser transportado por aviones de combate Sukhoi Su-22 para alcanzar objetivos en tierra. Irán ya ha fabricado el cohete ‘Fadak’, un arma de 80 mm inspirada en los cohetes S-8 de fabricación soviética transportados por aviones militares.

Los cohetes iraníes de la clase Fadak están equipados con ojivas antiblindaje de alto explosivo, pero la nueva versión aire-superficie presentada el domingo está diseñada con cuatro aletas cerca de su cabeza, que se utilizan para guiar el cohete a su objetivo previsto. Según Tasnim, los Fadak pesan entre 11 y 16 kg, viajan a una velocidad de 700 metros por segundo y pueden alcanzar objetivos dentro de un rango de 2 a 4 kilómetros.