¿Qué armas se están utilizando en el conflicto de Armenia con Azerbaiyán?

La mayoría del armamento de ambos bandos proviene de Rusia

Los duros combates entre las fuerzas azerbaiyanas y armenias por el control del enclave separatista de Nagorno Karabaj continúan por tercer día consecutivo, pese a los llamamientos a un cese al fuego. Armenia habla del uso de “gran cantidad de artillería” por parte de Azerbaiyán en sus ataques. La escalada de hostilidades, en el que se emplean drones, tanques, helicópteros y artillería, en su mayoría de fabricación rusa, amenaza con superar en magnitud a la que hubo en la Guerra de los Cuatro Días (2016), que dejó centenares de muertos.

Muchos de los combatientes de ambos bandos a menudo usan los mismos cascos y llevan los mismos viejos Kalashnikovs. Perduran antiguas existencias soviéticas de lanzacohetes y rifles de francotirador. Y es que los frentes azerí y armenio tienen en común que la mayoría de su armamento proviene de Rusia. Durante años, Moscú ha estado armando ambos bandos.

Y así se muestran en las fotografías, como analiza sport.es: imágenes de soldados con rifles de asalto Ak-47 y 74, además de otras variantes fabricadas en las últimas décadas.

En carros blindados las fotografías constatan el uso del T-72 modernizado, que en Rusia ya ha sido reemplazado por otro más moderno.

Mercenarios y soldados extranjeros

No solo combaten soldados “locales”, Armenia ha denunciado una injerencia turca en el enfrentamiento por Nagorno Karabaj, no solo retóricamente, sino supuestamente también sobre el terreno. Asegura que Junto con los azerbaiyanos combaten especialistas militares turcos, que usan armamento turco, incluidos drones y aviones de combate. También podrían combatir entre sus filas “cerca de 4.000” mercenarios “enviados por Turquía desde Siria a Azerbaiyán”.

Azerbaiyán lo desmiente y asegura que “el armamento que utilizan las Fuerzas Armadas azerbaiyanas, en su mayor parte, es ruso”.

Precisamente este mes 1.500 soldados armenios y rusos se estuvieron entrenando en unos ejercicios militares destinados a rechazar un ataque contra Armenia. Fueron maniobras en el campo de tiro de Alagyaz con 3000 carros de combate, blindados y otros sistemas de artillería así como drones, cazas, bombarderos y helicópteros. Cerca de 5.000 militares rusos están permanentemente desplegados en Armenia en el marco de una alianza militar entres ambos países.