Condenada a muerte una maestra china por envenenar a 25 niños

Puso veneno en la papila del desayuno de los alumnos de un compañero con el que discutió

Una maestra de guardería en China ha sido condenada a muerte por envenenar a 25 niños, matando a uno de ellos, en acto de venganza contra un compañero. Un tribunal de la provincia central de Henan dijo que Wang Yun puso nitrito de sodio en una papilla que estaba preparando para los alumnos de su colega después de una discusión con este.

El incidente ocurrió en marzo del año pasado y, según los informes, los pequeños comenzaron a vomitar y a desmayarse después de desayunar. Uno de ellos estuvo gravemente enfermo durante meses y murió en enero, según la prensa.

El tribunal asegura ahora que Wang sabía que el nitrito de sodio era dañino y actuó “sin tener en cuenta las consecuencias”. "Debería ser severamente castigada de acuerdo con la ley”, sentencia el tribunal.

Wang y el gerente de la guardería deberán compensar a las familias de los niños.

No era la primera vez que Wang usaba nitrito de sodio para envenenar a alguien. En 2017 puso un poco en la taza de su marido, causándole heridas leves. El nitrito de sodio se usa para curar carnes pero puede ser tóxico cuando se ingiere en grandes cantidades.