Tipco Asphalt, la empresa tailandesa que sirvió como salvavidas financiero para Maduro

Investigación exhaustiva sobre cómo el régimen chavista trata de eludir las duras sanciones de Estados Unidos. A cambio de grandes descuentos en petróleo, Tipco pagaría las obligaciones de PDVSA

En enero, una campaña de sanciones estadounidenses estaba pasando factura a la compañía petrolera estatal de Venezuela. Muchas de las cuentas bancarias de PDVSA en el extranjero habían sido congeladas o cerradas, lo que dificultaba su capacidad de pagar a los proveedores de los que depende para mantener el flujo de crudo de la nación. Entonces, a medida que se acumulaban las facturas, la compañía se apoyó en un cliente de Tailandia desde hace mucho tiempo, Tipco Asphalt, para mitigar el impacto de las sanciones: a cambio de grandes descuentos en petróleo, Tipco pagaría las obligaciones de PDVSA y deduciría las cantidades de lo que debía el gigante petrolero venezolano, según registros obtenidos por la agencia AP.

PDVSA aprovechó rápidamente el arreglo. En el transcurso de un solo día, el 10 de enero, la compañía petrolera envió a los ejecutivos de Tipco 43 correos electrónicos relacionados con instrucciones de pago, lo que provocó una leve reprimenda de Jean-Pierre Pastor, representante de Tipco en Venezuela, quien se quejó de la carga de trabajo adicional.

“Tipco es un cliente de PDVSA, no del banco central venezolano”, escribió Pastor en negrita y subrayado en un correo electrónico a PDVSA. “Tipco hizo todo lo posible para ayudarlo en este período difícil”, agregó.

“Esperemos que no lo olvides”.

El correo electrónico es solo uno de las docenas de documentos obtenidos por AP como parte de una larga investigación sobre cómo Venezuela está tratando de eludir las duras sanciones estadounidenses que han exacerbado un colapso económico que rara vez se ve en las zonas libres de guerra.

PDVSA ha movido cientos de millones de dólares

En un momento en que el Gobierno de Nicolás Maduro es visto como un paria en Occidente, el acuerdo financiero con Tipco ha permitido silenciosamente a PDVSA mover cientos de millones de dólares alrededor del mundo que de otra manera no podría hacerlo.

La empresa tailandesa que cotiza en bolsa dice que sus pagos a terceros son una característica estándar y perfectamente legal y que sus compras de petróleo a Venezuela no están prohibidas por las sanciones estadounidenses, pues sólo son aplicables a las empresas estadounidenses.

No obstante, AP se enteró de que los desembolsos están siendo analizados por la Policía estadounidense y la Administración Trump, pues los ven como un salvavidas financiero para Maduro. Los documentos -facturas, contratos, registros de envío y recibos de transferencias- fueron entregados a AP por un ex consultor de PDVSA, localizado fuera de Venezuela bajo condición de anonimato por temor a represalias.

¿Sanciones a Tipco?

Los abogados y auditores forenses que revisaron los documentos dijeron que Tipco podría ser sancionado por desafiar la política de Estados Unidos que busca privar a Maduro de ingresos petroleros, un riesgo que la propia Tipco reconoció el mes pasado.

El procesamiento de pagos para una empresa sancionada también podría impulsar una investigación de fraude criminal o lavado de dinero contra Tipco en EE UU. Si las instituciones financieras o empresas estadounidenses estuvieran involucradas, como parece ser el caso en algunos casos, explicó David P. Weber, quien pasó años investigando la corrupción mientras trabajaba en el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

“Puede haber parecido una buena idea obtener ganancias sirviendo como intermediario financiero”, indicó Weber, quien ahora es profesor de contabilidad forense en la Universidad de Salisbury, en Maryland.

“Pero al participar en una actividad tan arriesgada, Tipco se unió a uno de los gobiernos más despreciables del mundo”.

El 11 de septiembre -cuatro días después de que AP le enviase preguntas detalladas-, Tipco anunció que dejaría de comprar crudo de Venezuela bajo la presión de la Administración Trump.

La compañía en una presentación ante la bolsa de valores de Tailandia dijo que fue contactada por primera vez por la Embajada de Estados Unidos en Tailandia en diciembre de 2019 y un mes después proporcionó a los diplomáticos estadounidenses una explicación por escrito de sus compras a Venezuela.

Luego, en agosto, fue contactado nuevamente por el Departamento de Estado, que advirtió que podría estar sujeto a sanciones estadounidenses si no cancelaba sus compras para fines de noviembre.

Un funcionario estadounidense dijo que el Departamento de Estado en su último contacto expresó su preocupación sobre el apoyo financiero de Tipco a PDVSA a través de pagos a terceros.

El funcionario se negó a ser identificado porque las conversaciones, parte de un esfuerzo por trabajar de manera proactiva con las empresas para eliminar la necesidad de sanciones, fueron privadas. AP no pudo encontrar ningún registro de que Tipco alguna vez informara a los inversionistas sobre su contacto con las autoridades estadounidenses hasta que anunció el final abrupto de las compras de petróleo de Venezuela el mes pasado.

Las reglas de la bolsa de valores de Tailandia requieren que las empresas revelen información que podría tener un “impacto significativo” en el precio de sus acciones o afectar las decisiones de inversión. “Para evitar la sanción, la Compañía está tomando medidas para cumplir con dicha solicitud”, reconoció Tipco en su presentación, y agregó que su refinería en Malasia, que produce la mitad del asfalto de la compañía, tendrá que cerrar temporalmente hasta que se levanten las sanciones a Venezuela o se encuentren suministros alternativos de crudo.

Tras la divulgación, las acciones de la compañía se desplomaron un 40%.