Trump promete repartir gratis el fármaco de Regeneron que le ayudó a superar el virus

Ha dado orden para que el Gobierno apruebe la adquisición de decenas de miles de dosis de este medicamento y distribuirlo de forma gratuita

Donald Trump ha querido enviar un mensaje de optimismo a los estadounidenses durante su recuperación. El presidente de EE UU, que ha roto el aislamiento volviendo este miércoles al Despacho Oval, ha asegurado en un vídeo que ante los buenos resultados que ha demostrado tener el tratamiento con REGN-COV2, un fármaco experimental de anticuerpos desarrollado por el laboratorio Regeneron, desde su Administración se están acelerando los trámites para que todos los enfermos de coronavirus en Estados Unidos puedan tener acceso a él.

“Es una cura para mí, fui (al hospital) sin sentirme muy bien y 24 horas después me sentía genial y ya quería salir del hospital y eso es lo que quiero para todo el mundo, quiero que todo el mundo reciba el mismo tratamiento que vuestro presidente”. Trump prometió entonces que el Gobierno aprobará de emergencia, adquirirá y distribuirá de forma gratuita tanto el cóctel de Regeneron como un medicamento similar de la farmacéutica Eli Lilly. El mandatario dijo que ya ha aprobado la adquisición de decenas de miles de dosis de estos fármacos y que está trabajando para autorizar su uso de emergencia, es decir sin la aprobación de la FDA.

También ha anunciado que están muy avanzadas las conversaciones con muchas compañías que están trabajando en una vacuna contra la Covid y espera que pueda estar lista “muy pronto”, incluso “antes de las elecciones”, ha dicho. “Creo que deberíamos tener una vacuna antes de las elecciones, pero francamente, la política se involucra y está bien. Quieren jugar sus juegos, será justo después de las elecciones, pero lo hicimos. Nadie más. Nadie más habría podido hacerlo”, ha asegurado.

El fármaco de Regeneron se encuentra en fase de ensayos clínicos y su uso aún no ha sido aprobado por las autoridades sanitarias estadounidenses. El medicamento en cuestión está compuesto por dos anticuerpos seleccionados para neutralizar al virus SARS-CoV-2. Uno de ellos procede de un paciente que superó la enfermedad. El otro, de un ratón modificado genéticamente.

Sean Conley, el médico personal de Trump, ha informado de que al presidente se le inyectó “por precaución” una dosis única de ocho gramos de anticuerpos monoclonales producidos por la compañía biotecnológica. El uso de anticuerpos monoclonales es considerado uno de los tratamientos más prometedores para combatir la covid-19, y Regeneron es una de las empresas pioneras en probarlos.

Durante las tres noches que permaneció ingresado en el centro médico militar Walter Reed, el presidente estadounidense tomó, tal y como lo definió la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnan, un “cóctel” de anticuerpos de Regeneron, que actualmente se encuentra en fase 3 de experimentación.

Anthony Fauci, el experto en enfermedades virales más reconocido de EE.UU. y líder del equipo de la Casa Blanca para combatir la pandemia, se había referido a este tratamiento como un posible “puente hacia una vacuna”.

Regeneron ha explicado en un comunicado que los resultados iniciales de este medicamento sugieren que se puede reducir el nivel de efectos del virus en el cuerpo y posiblemente acortar las estancias en el hospital cuando se administra al inicio de la infección. El director ejecutivo de la empresa, Leonard S. Schleifer, señaló que el personal médico de Trump contactó con la compañía para pedir permiso para usar el medicamento. Su uso fue autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).