Misiles y patriotismo: lo que se espera de Kim Jong Un en el aniversario del Partido de los Trabajadores

Expectación ante el mensaje del dictador este fin de semana, que podría incluir un desfile militar con la exhibición de nuevo armamento

Corea del Norte ultima los preparativos para las celebraciones para conmemorar el 75 aniversario de la fundación del gobernante Partido de los Trabajadores. Los expertos creen que el régimen utilizará ese momento para mostrar su poder militar, resaltar los mensajes políticos nacionales y animar a los ciudadanos en un momento en que el país enfrenta cada vez más dificultades económicas y aislamiento.

Los observadores internacionales están expectantes para ver qué mensajes enviará Kim Jong Un a las audiencias nacionales y extranjeras. Hay mucho en juego para Kim, quien ha visto que sus promesas de progreso económico se han quedado cortas ante las sanciones internacionales vigentes en medio de conversaciones de desnuclearización estancadas, un bloqueo estricto para evitar un brote de coronavirus y peligrosas tormentas de verano.

Los analistas dicen que se espera que la mayoría de los eventos se centren en los mensajes nacionales a través de reuniones nacionales, exposiciones de arte e industria, un espectáculo de luces, visitas a monumentos clave y ceremonias para marcar la finalización de los proyectos de construcción. Pero también se especula con que Kim podría usar un desfile militar para mostrar sus misiles balísticos más grandes por primera vez desde que se reunió por primera vez con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en 2018.

Los actos de este fin de semana se producen pocas semanas antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y los analistas dicen que el desfile podría ofrecer a Kim la oportunidad de proyectar una postura más militante sin recurrir a algo tan provocativo como una nueva prueba nuclear o el lanzamiento de un misil de largo alcance.

Kim había prometido este año desvelar una nueva “arma estratégica” frente a la continua presión de Estados Unidos que, según él, bloqueó las conversaciones de desnuclearización. Se cree que Corea del Norte está desarrollando un submarino capaz de lanzar misiles balísticos, y se especula que una prueba podría ser inminente, pero en un informe reciente para el Atlantic Council, dos ex oficiales de inteligencia estadounidenses argumentaron que Kim podría mostrar armas más potentes en el desfile.

La sorpresa de octubre

“Si hay una sorpresa en octubre este año, probablemente no será la versión norcoreana del submarino ficticio de misiles balísticos soviético ‘Octubre Rojo’”, escribieron. “En cambio, bien podría venir en forma de nuevos misiles exhibidos en las calles de Pyongyang”. Corea del Norte ha utilizado desfiles anteriores para exhibir misiles, o maquetas de misiles, que aún tenía que probar, y los informes de los medios de comunicación surcoreanos han citado fuentes de inteligencia anónimas que dijeron que se han visto misiles balísticos intercontinentales (ICBM) más grandes que cualquier proyectil probado hasta ahora.

Esto podría sugerir que Corea del Norte puede exhibir un “sistema canisterizado”, en el que los misiles se almacenan en contenedores, listos para ser lanzados, similar al que se exhibió en un desfile militar de 2017, dijo Melissa Hanham, subdirectora de la Red Nuclear Abierta. “Existe la posibilidad de que estén trabajando en un misil balístico intercontinental de combustible sólido de múltiples etapas”, dijo. En algunos casos, las armas de combustible sólido pueden ser más fáciles de almacenar y más rápidas de desplegar que los sistemas de combustible líquido.

Más misiles

Si bien Kim impuso una moratoria sobre las pruebas nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales, también abogó por la producción rápida de misiles y armas atómicas listos para la batalla, lo que generó especulaciones de que podría usar este desfile para mostrar una gran cantidad de misiles.

Tal exhibición no solo mostraría el éxito del país en seguir la directiva de Kim, sino que revelaría si Corea del Norte ha logrado construir o comprar más vehículos grandes necesarios para llevar misiles balísticos intercontinentales. “El número de estos vehículos es la principal limitación en el número de misiles del Norte”, dijo Hanham.

Hanham no descarta que Corea del Norte exhiba más misiles de corto alcance, como el KN-23, que se lanzó en periodo de pruebas varias veces desde que se dio a conocer a principios del año pasado. “Creo que este tipo de misiles son los más desestabilizadores, porque son pequeños, rápidos de lanzar y son el tipo de cosas que podría intentar usar para una ‘guerra limitada’ que podría convertirse en una guerra nuclear”, dijo.

Mensaje de puertas adentro

Los trabajadores de la construcción de Corea del Norte se apresuraron a completar un nuevo hospital en el centro de Pyongyang, que debía estar terminado a tiempo para el festivo del 10 de octubre. Las imágenes de satélite comerciales muestran que el exterior del edificio está completo, según un informe del martes de 38 North, un grupo de expertos con sede en Estados Unidos que monitorea a Corea del Norte.

Aunque se duda de que el interior del hospital esté casi terminado, es probable que el edificio “forme uno de los principales pilares de propaganda de los eventos de este fin de semana”, según el informe. Los trabajadores también llevaron realizaron renovaciones en la plaza Kim Il Sung, donde se espera que se lleve a cabo el desfile y otros eventos.

“Los grandes eventos políticos son grandes oportunidades para que el liderazgo norcoreano promueva la unidad interna e inspire el orgullo de la gente por el poder del país”, dijo Rachel Minyoung Lee, analista independiente y ex experta en inteligencia sobre Corea del Norte en el gobierno de Estados Unidos. “Dado que Corea del Norte se ha visto afectada por las medidas de cuarentena prolongadas y últimamente por las inundaciones, los líderes querrán aprovechar las próximas celebraciones para hacer precisamente eso”.