Los países de Europa que imponen nuevas medidas anticoronavirus

Ante un aumento preocupante de casos de covid-19, varios países han comenzado a imponer restricciones para intentar contener al virus

Italia

Los nuevos casos de coronavirus en Italia, cerca de 5.500 diarios, empiezan a preocupar por lo que el Gobierno decretó algunas nuevas medidas como el cierre de restaurantes a medianoche, y a las 21.00 horas en caso de que no haya servicio en mesa, sobre todo dirigidas a limitar las aglomeraciones fuera de los locales, consideradas uno de los mayores focos de contagio. La medida más sorprendente y la que más reacciones negativas está produciendo es la prohibición de los clásicos “partidillos” de deportes de contacto, como el fútbol o el baloncesto, entre amigos durante la semana.

Las medidas se incluyen en un nuevo Decreto de la Presidencia del Consejo de Ministros (Dpcm) firmado esta madrugada y que tiene una validez de 30 días. Por el momento, el Gobierno de Giuseppe Conte ha reiterado que se excluye cualquier tipo de confinamiento nacional como el de la pasada primavera.

Estará prohibido además celebrar fiestas privadas en lugares públicos y discotecas, tanto al aire libre como en interior. Sí se pueden celebrar fiestas como bautizos o bodas en restaurantes, así como funerales, pero con no más de 30 personas, mientras hasta ahora no había límite.

República Checa

El Gobierno checo ordenó el cierre de bares, restaurantes y clubes a partir del miércoles. Asimismo, la edcación será a distancia a partir de mañana. Y es que no paran de aumentar los nuevos casos de coronavirus. República Checa está experimentando el aumento más fuerte de toda Europa (en cuanto a población), ya que el número de infecciones detectadas desde que comenzó el brote se ha disparado a casi 120.000, desde alrededor de 25.000 a principios de septiembre.

Los hospitales están empezando a sentir esa presión, ya que el número de pacientes se ha duplicado desde principios de octubre a más de 2.000. El Gobierno ha estado tratando de evitar que se repitan los estrictos bloqueos impuestos en la primavera, que llevaron a la economía a una contracción récord. En verano se relajaron las restricciones después de que el país hubiera pasado por la primera ola de la pandemia con muchos menos casos que los vecinos occidentales.

Hoy, a nivel poblacional, República Checa es el peor país de la UE en número de casos por habitante (521,5).

Países Bajos

El Gobierno de Países Bajos anunciará una nueva ronda de restricciones sociales hoy por la noche, incluido el posible cierre de cafés y restaurantes, mientras el país lucha por controlar el coronavirus en uno de los principales puntos calientes de Europa. El número de casos en el país de 17 millones ha aumentado en las últimas semanas a un récord diario de casi 7.000, el lunes. Ahora tiene una de las tasas de infección per cápita más altas del mundo (387). El Gobierno del primer ministro Mark Rutte se ha mostrado reacio a volver a imponer restricciones más estrictas que podrían dañar una frágil recuperación económica, pero ha sido presionado por los expertos en sanidad para tomar medidas para evitar la sobrecarga del sistema sanitario. Tanto Rutte como el ministro de Sanidad, Hugo de Jonge, que advirtió que se aplicarían restricciones si las condiciones no mejoraban, tienen programado dar una conferencia de prensa televisada a las 19:00 horas.

Si bien muchos de sus vecinos europeos impusieron restricciones obligatorias, los holandeses han sido más laxos. Entre las medidas más severas que se espera se anuncien esta tarde se encuentran el cierre de cafés y restaurantes y la prohibición nocturna de la venta de alcohol, informó la emisora nacional NOS, citando fuentes gubernamentales. Los deportes en equipo para personas mayores de 18 años se detendrán, el uso del transporte público se limitará solo a viajes esenciales y las reuniones en el hogar se restringirán a tres personas por hogar, según el informe de NOS.

Las medidas se impondrán por un período inicial de dos semanas.

Reino Unido

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este lunes que cerrará los bares y otros negocios en las zonas de Inglaterra con mayor incidencia de casos de coronavirus, pero mantendrá abiertas las escuelas y universidades.

El Gobierno británico ha establecido una escala de tres niveles de alerta para armonizar y simplificar las restricciones contra el virus, que en los últimos meses había venido negociando de manera individualizada con cada autoridad local.

El área metropolitana de Liverpool (norte de Inglaterra), donde viven cerca de 1,5 millones de personas, será la primera en situarse en el máximo grado de riesgo.

A partir de este miércoles, cerrarán sus puertas los pubs, bares, gimnasios, casas de apuestas y casinos de esa zona, donde los casos de COVID-19 superan ya los 600 por cada 100.000 habitantes.

Bélgica

Los nuevos contagios de coronavirus siguen avanzando en Bélgica, que registra ya una incidencia acumulada media de 423 contagios por 100.000 habitantes, y 801 en Bruselas, mientras se multiplican las señales de alarma y van aumentando las restricciones.

"Ninguno de los escenarios preparados con los expertos en esta etapa prevé el cierre de escuelas. Incluso en el código rojo sigue habiendo presencial en la educación secundaria y los estudiantes de primaria y de jardín de infancia permanecen 100 %, ha declarado la ministra de Educación de la Federación Valonia-Bruselas (centro-sur).

Las provincias de Brabante Valón y Luxemburgo, ambas de la región belga meridional de Valonia, decretaron ayer un toque de queda nocturno, entre la una y las seis de la madrugada, para frenar el repunte de casos de coronavirus, que ya superan los 4.000 diarios en Bélgica.

La medida empezará a aplicarse en la noche de hoy a mañana y tendrá una duración inicial de quince días, según informan los medios locales.

En ambas provincias estará prohibido encontrarse en la vía pública durante en esa franja horaria salvo para desplazamientos médicos urgentes, casos de fuerza mayor, asistir a personas vulnerables, ir o volver del lugar de trabajo o en el marco de un viaje al extranjero.