Eslovaquia condena a un líder neonazi a más de cuatro años de cárcel

El tribunal acusa a Marian Kotleba de apoyar movimientos extremistas que socavan libertades y derechos. Su partido, Nuestra Eslovaquia, logró el 8% en las legislativas de febrero

El Tribunal Especial de Eslovaquia condenó este lunes al líder neonazi Marian Kotleba a cuatro años y cuatro meses de cárcel por apoyo a movimientos extremistas que socavan libertades y derechos, informó la cadena TA3.

La magistrada de la corte, Ruzena Sabova, resolvió que unos cheques por valor de 1.488 euros, que Kotleba entregó a tres familias en apuros siendo gobernador de Banska Bystricaa (2013-2017), tenían simbología nazi y era una forma encubierta de simpatizar con la ideología nazi, algo que está penado por la legislación eslovaca.

El número “1488”, según los expertos en nazismo, está asociado a las 14 palabras que constituye el “motto” del grupo terrorista neonazi americano The Order/Silent Brotherhood, y el 88 corresponde al saludo “Heil Hitler”, ya que la H ocupa el octavo lugar del abecedario.

El partido de Kotleba, Nuestra Eslovaquia (LSNS), obtuvo el 8% del voto en las elecciones legislativas del pasado 29 de febrero, lo que le convirtió en la cuarta lista más votada. Sus 17 diputados se encuentran en la oposición junto con el partido socialdemócrata SMER.

Kotleba es un defensor del antiguo Estado Eslovaco títere del Tercer Reich y abiertamente racista y homófobo. El político, de 43 años, anunció que recurrirá la sentencia, que deberá ser revisada por una instancia superior.