La fiscalía investiga en Italia a un ginecólogo que trabajó en el hospital con fiebre tres días

Tras dar positivo, se detectaron cuatro positivos entre enfermeras del departamento de ginecología

La fiscalía ha abierto un expediente para investigar el caso del médico ginecólogo que acudió durante varios días a trabajar al hospital Santi Antonio e Biagio, en Alessandria, con fiebre y varios síntomas de covid-19. El hombre se habría presentado al hospital con fiebre pero, según informó La Stampa, habría explicado a sus compañeros que tenía "sólo una gripe ". Desde el domingo hasta el miércoles acudió a su puesto de trabajo y a los tres días se le practicaron las pruebas del covid. El ginecólogo dio positivo.

La empresa hospitalaria inició un proceso de control y detectó cuatro positivos de enfermeras en el departamento de Ginecología del hospital; días después del descubrimiento no se habían detectado contagios entre pacientes. El médico en cuestión, de 68 años, ha estado ingresado en el mismo hospital en condiciones que no se consideran graves.

Al conocerse el positivo del facultativo se encendieron todas las alarmas en el centro hospitalario, en el que cada años hacen 1.200 bebés, según el diario italiano La Reppublica, que cuenta que la empresa inició los procedimientos de seguridad, se puso en marcha el sistema de rastreo de contactos y se hizo la prueba PCR al personal del departamento.

“Si se confirmara sería de una gravedad indescriptible“, se quejó en un comunicado Antonio De Palma, presidente de Nursing Up, del gremio de enfermeras. ”Si realmente se determinaran las responsabilidades del médico, sería clave que el protagonista de estos contagios fuera remitido a las autoridades competentes, para las oportunas medidas que establece la Ley. En juego no solo está la seguridad de nuestras enfermeras, que nuevamente serían las primeras en pagar y las primeras expuestas al riesgo, sino también el de los pacientes”, dijo Antonio De Palma.

La pregunta que se hacen muchos es cómo un médico logró pasar a las salas clínicas teniendo fiebre y saltándose las medidas de seguridad anti covid. “Existen termo escáneres por todas partes pero basta con que uno se tome una pastilla si no se siente bien y la fiebre baja hasta el punto de que el control no lo detecta”, aseguró un médico del hospital a La Reppublica.

La empresa ha asegurado que “en cada acceso se ha habilitado un puesto de control con presencia de personal, equipado con termocanner y gel antiséptico para manos. Además, el uso de los dispositivos de protección es obligatorio durante toda la estancia en el hospital”.