Un empresario argentino compra el avión presidencial uruguayo en una subasta

Finalmente, Uruguay ha vendido por 180.000 dólares el jet Hawker que costó un millón de dólares hace dos años y medio

Un empresario argentino se quedó con el avión presidencial uruguayo que fue subastado ayer, sin base y con pocos interesados. Había costado un millón de dólares hace dos años y medio, y ahora fue vendido en la subasta por 180.000 dólares.

La puja de pocos minutos fue entre un panameño y un argentino. Aunque no había base, el rematador arrancó la subasta con la sugerencia de un precio de 200.000 dólares, pero no hubo nadie que pusiera ese dinero.

“El precio fue razonable”, dijo el rematador, cuya comisión va para el Fondo Coronavirus, creado por el gobierno de Luis Lacalle Pou, según acuerdo previo entre el gobierno y el gremio de subastadores.

El ministro de Defensa Nacional, Javier García, fue duro contra el gobierno anterior que había comprado el avión. “Se subastó el avión presidencial en forma pública y transparente en 180.000 dólares”, que “se compró en forma directa y con valor absolutamente desproporcionado”, dijo el secretario de Estado. Y agregó: “Uruguay es un país austero. Los gustos de los gobernantes no deben hacerse con dineros públicos”.

En 2018, el entonces presidente Tabaré Vázquez había comprado un avión, tanto para vuelos presidenciales como para auxilio sanitario, y el entonces líder opositor Luis Lacalle Pou criticó la medida. En plena campaña electoral había anunciado que si llegaba a la presidencia, lo vendería. El jet Hawker modelo HS 125-700A fabricado en 1979 fue comprado en febrero de 2018 al empresario uruguayo Carlos Bustin, por 1.010.000 dólares, y su mantenimiento en dos años demandó un desembolso de 1.600.000 dólares, de acuerdo a lo informado en su momento por la Fuerza Aérea al ministerio de Defensa. El avión con capacidad para ocho pasajeros fue presentado como nave “multipropósito”, ya que puede efectuar vuelos sanitarios. No obstante, según García, de los 135 vuelos que realizó, solo 14 tuvieron ese fin.

Lacalle Pou asumió en marzo pasado y lo puso en venta en subasta organizada por el Ministerio de Defensa uruguayo. La primera subasta fue el 15 de julio con una base de 350.000 dólares, pero a pesar de que llegaron varias consultas desde el exterior, nadie pagó la señal requerida en los días previos, y finalmente no se presentaron ofertas

En aquella ocasión, el ministro García había anunciado que se volvería a subastar y se estaba coordinando Cancillería y Migración para “dar todas las facilidades para que todas aquellas personas que quieran venir de otros países a ver el avión, y estar presentes en el remate”.

El empresario argentino que compró el avión salió por una puerta donde no había prensa; tampoco se divulgó su nombre.