Los británicos se “olvidan” de la higiene: uno de cada tres lava las sábanas de la cama solo una vez al año

Una encuesta realizada por la empresa de muebles ‘Hammonds’ asegura además que el 18% lava sus vaqueros una vez al año

¿Cuántas veces y cada cuánto tiempo debemos cambiar y limpiar las sábanas o toallas? La mayoría de los médicos y especialistas recomienden lavarlas una vez a la semana, pues cada vez que nos metemos en la cama la estamos llenando de todo tipo de residuos como las células muertas de nuestra piel, que son el alimento de ácaros y garrapatas.

Estas sustancias pueden causar reacciones alérgicas, tos, mocos y picor de ojos, entre otras cosas. Además de excrementos de ácaro y piel muerta, en nuestras sábanas podemos hallar esporas fúngicas y polvo, elementos que pueden aumentar los síntomas alérgicos.

No todos los países cumplen la recomendación de los médicos y especialistas y son muchos los que alargan los plazos de higiene hasta 15 días, un mes o incluso más, como es el caso de Reino Unido. Un estudio realizado por la empresa de muebles Hammonds Furniture y recogido por LadBible ha revelado que casi uno de cada tres británicos (30%) admite lavar sus sábanas solo una vez al año.

Esta investigación, basada en una encuesta realizada a 2.000 personas, ha demostrado que los británicos se están quedando atrás en la higiene. Asimismo, el 36% de los encuestados lavan las mantas solo una vez al año, casi dos de cada diez (18%) admitieron que solo lavan los vaqueros anualmente y un 13% hacía lo mismo con las sudaderas. Pasa lo contrario con las toallas: el 40% de las personas las lava después de cada uso, y el 45% se asegura de que se laven después de cinco usos.

Por el contrario, los hábitos son mejores en lo que se refiere a la ropa interior: el 80% lava las prendas después de cada uso, aunque un 25% de los hombres y un 13% de las mujeres lo hacen después de cinco usos.

El doctor Giuseppe aconseja que tanto la ropa interior (excepto los sujetadores) como los calcetines se laven después de un uso: “Lavar las prendas de vestir y las sábanas con regularidad es importante para la limpieza general y para asegurarnos de que nuestro cuerpo se mantiene limpio y sano. Si no lo haces a menudo, corres el riesgo de padecer una infección o de oler mal y sentirte sucio”, explica.

“Las sábanas y fundas de almohada deben lavarse como si estuvieran sucias. No hacerlo podría promover el acné, manchas y otros problemas de la piel debido a las bacterias sucias de las sábanas que se transfieren a la piel”, añade el doctor.