Evo Morales se queja de la lentitud en el recuento de los votos: “¿Qué quieren esconder?”

Ante la falta de resultados, el expresidente asegura que se está ocultando “el gran triunfo del pueblo y del MAS” en las elecciones

El expresidente Evo Morales cuestionó los motivos por los que no se publicaron las encuestas a pie de urna tras el cierre de las mesas electorales y aseguró que “están escondiendo el gran triunfo del pueblo representado por el MAS” (Movimiento al Socialismo).

A través de Twitter, Morales considera que “resulta muy extraño y preocupante que, a casi una hora del tiempo permitido para la publicación de los datos de los resultados en boca de urna, las empresas no lo hagan. ¿Por qué el retraso? ¿Qué se quiere esconder?”.

Asimismo, recordó que ayer denunciaron el “sospechoso levantamiento” del sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre), “a pocas horas del día de las elecciones”.

A esto se le suma que “las empresas encuestadoras se niegan a publicar los resultados a boca de urna. Están escondiendo el gran triunfo del pueblo representado por el MAS”, ha continuado el expresidente. Al retraso de las encuestas a pie de urna llevadas a cabo por empresas privadas se suma que, después de cuatro horas del cierre de las mesas, solo se ha escrutado 1,1 por ciento.

Ante las protestas por la demora, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, ha pedido “tranquilidad y paciencia” para la difusión de los resultados electorales, según informa la agencia de noticias ABI. “Los estamos contando de manera limpia, transparente, con la presencia de delegados políticos”, ha subrayado, tras añadir que “el flujo se va a acelerar de manera importante en las próximas horas”.

Con 68.000 votos computados, Comunidad Ciudadana (CC), se adelanta con el 53 por ciento de los votos, seguido del MAS, con el 38,2 por ciento, y CREEMOS, con el 6,79 por ciento.

Recuento de votos

Bolivia inició el recuento de la votación de este domingo tras nueve horas de afluencia a los recintos electorales para recibir a más de 7,3 millones de electores en el país. A lo largo del día, varios de los colegios electorales presentaron filas extensas que principalmente se debieron a las medidas y protocolos de bioseguridad por la pandemia de la covid, que hizo el procedimiento algo más lento, según informó el organismo electoral del país.

Los jueces electorales realizaron la apertura de urnas tras decretar el cierre de las mesas ante la presencia de los representantes o delegados de los partidos políticos habilitados en la contienda democrática. La papeleta de sufragio presentó las casillas de ocho agrupaciones políticas a pesar de que solo cinco de ellas quedaron habilitadas, por lo que las otras tres son consideradas nulas tras haberse retirado del proceso electoral, y estuvo dividida en dos franjas.

La demora en el recuento de votos dependió del número de inscritos por mesa, que en las zonas más pobladas del país, llegaron a tener más de 300 personas inscritas cada una, como por ejemplo un colegio en el sur de La Paz en el que se formaron filas de varias calles. Para esta elección se habilitaron más recintos de votación y se estableció una franja horaria para el sufragio según la terminación del número de documento de identidad de los ciudadanos.

El registro oficial de la votación comenzó a las 18:00 hora local bajo potestad del TSE, entidad que en la víspera decidió suprimir el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) que debía ofrecer resultados provisionales.