Armenia y Azerbaiyán rompen la tregua en Nagorno en menos de 24 horas

La madrugada del domingo fue una jornada especialmente violenta después de tres semanas de combate con más de 600 muertos

Menos de 24 horas de haber renovado el acuerdo de tregua, Azerbaiyán y Armenia se acusan nuevamente de haber violado la pausa humanitaria. Primero, el ministerio de Defensa armenio acusó al Ejército de Azerbaiyán de haber emprendido una ofensiva al sur de la línea de contacto en Nagorno Karabaj en la frontera con Irán.

“A pesar de la nueva tregua humanitaria, el Ejército de Azerbaiyán volvió a violar burdamente el acuerdo. Sobre las 7.20 hora local (03.20 GMT) el enemigo usó la artillería para lanzar una ofensiva en dirección sur en la frontera con Irán, con el propósito de ocupar posiciones ventajosas”, indicó la portavoz de Defensa, Shushán Stepanián. “Los dos bandos están sufriendo bajas”, agregó.

Poco después, el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán acusó a las Fuerzas Armadas de Armenia de atacar las posiciones azeríes en Nagorno Karabaj. “A pesar de la nueva tregua humanitaria en vigor desde las 0.00 horas del 18 de octubre (20.00 GMT del 17 de octubre), las Fuerzas Armadas armenias volvieron a infringir burdamente el acuerdo tras atacar por la noche con morteros y artillería las proximidades de la ciudad de Jabrail en Nagorno Karabaj y los poblados liberados en el río de Araz”, señaló un comunicó del ministerio.

Además, Bakú anunció el derribo de un avión de combate Sukhoi Su-25 de la Fuerzas Armenias en Nagorno Karabaj. “A las 12:30 del 18 de octubre [GMT+4], las unidades de defensa antiaérea de Azerbaiyán derribaron otro avión de ataque Su-25 de las Fuerzas Armadas de Armenia”, reportó el comunicado.

Según la versión azerbaiyana, el avión fue derribado cuando intentaba bombardear las posiciones del Ejército azerí en la zona de Jabrail, en el sur, algo que desmiente Armenia. Bakú anunció también la liberación de la ciudad de Füzuli y otras siete localidades de la región ocupadas por Armenia al sur del Alto Karabaj.

Después de tres semanas de combates, que han provocado más de 600 muertos, la madrugada del domingo,-cuando entró en vigor la tregua-, fue una jornada especialmente violenta. Durante la madrugada un ataque sobre Ganyá, la segunda ciudad más poblada de Azerbaiyán, provocaba la muerte de al menos trece civiles, entre ellos algunos niños, y más de 45 heridos.

Moscú, que sigue muy de cerca el conflicto, advirtió ayer a las partes beligerantes de la importancia de respetar la tregua para comenzar, junto con el alto el fuego, “negociaciones sustantivas” a fin de alcanzar un acuerdo pacífico al conflicto de Nagorno Karabaj.