El crimen atroz de Lisa Montgomery, la primera mujer que será ejecutada en EE UU desde 1953

Estranguló a una mujer de Misuri que estaba embarazada de ocho meses y le extirpó el bebé, que se llevó secuestrado

Lisa Montgomery
Lisa MontgomeryATTORNEYS FOR LISA MONTGOMERYvia REUTERS

Final trágico para la historia atroz de una mujer sin escrúpulos. El Gobierno federal de EE UU ha anunciado la ejecución de una mujer, la primera desde 1953. La rea es Lisa Montgomery y para ella se ha programado una ejecución por inyección letal el 8 de diciembre, según ha informado el Departamento de Justicia estadounidense.

Montgomery fue condenada en 2004 por estrangular a una mujer de Misuri que estaba embarazada de ocho meses. La mató y le extirpó el bebé, que se llevó secuestrado. La anterior mujer ejecutada era Bonnie Brown Heady, condenada por secuestro y asesinato y ajusticiada el 18 de diciembre de 1953, según el registro de la Oficina de Prisiones. Ese mismo año fue ejecutada en la silla eléctrica Ethel Rosenberg, condenada junto a su marido Julios por un delito de espionaje para la Unión Soviética.

En abril 2008 un juzgado sentenció a Lisa Mongomery a pena de muerte, convirtiéndola en la tercera mujer que recibe este castigo, pese al intento por parte de su abogado en defenderla alegando múltiples problemas psicológicos. Desde entonces es la única mujer en el corredor de la muerte del gobierno federal.

Según los fiscales, Montgomery condujo desde su casa en Melvern, Kansas, hasta la casa de Stinnett, su víctima, supuestamente para comprar un cachorro. Sin embargo, una vez dentro de la residencia, Montgomery atacó y estranguló a Stinnett, quien estaba embarazada de ocho meses, hasta que la víctima perdió el conocimiento.

Con un cuchillo de cocina, Montgomery cortó el abdomen de Stinnet, lo que hizo que recuperara el conocimiento. Las dos mujeres pelearon y Montgomery luego estranguló a Stinnett hasta la muerte. La atacante cortó el feto de su útero e intentó hacer pasar al bebé como si fuera suyo. Tiempo después el niño fue recuperado. Montgomery confesó haber matado a Stinnett y secuestrado a su hijo. Un jurado federal en Kansas City recomendó por unanimidad la pena de muerte.

Las ejecuciones a nivel federal se han reanudado este año en Estados Unidos tras 17 años sin muertes de este tipo. En lo que va de año ha habido siete ajusticiamientos. La de Montgomery será la octava y la de Brandon Bernard, la novena. Bernard fue condenado por asesinar a dos religiosos en una reserva militar de Texas en 1999. Su ejecución por inyección letal está prevista para el 10 de diciembre. Este año el Gobierno federal ha ejecutado a siete personas, mientras que desde 1960 solo habían sido ejecutadas cuatro.