Así es la impactante portada del último número de Charlie Hebdo: "La República decapitada, ¿a quién le toca?”

El semanario satírico francés abre su última edición con una viñeta que muestra cabezas cortadas que representaban diversas profesiones y al presidente Emmanuel Macron

Paris (France), 01/09/2020.- A handout photo made available by the Majorelle PR Agency on 20 October 2020 shows the cover of the issue of French satirical weekly Charlie Hebdo with the title 'Republic beheaded. Who's next?'. The satirical weekly Charlie Hebdo publishes this cartoon by Riss showing heads of a fireman, a postwoman, a judge, a nurse and Emmanuel Macron, sereval days after the murder of Samuel Paty on 16 October 2020. (Atentado, Incendio, Francia) EFE/EPA/CHARLIE HEBDO HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES *** Local Caption *** 56311961
Paris (France), 01/09/2020.- A handout photo made available by the Majorelle PR Agency on 20 October 2020 shows the cover of the issue of French satirical weekly Charlie Hebdo with the title 'Republic beheaded. Who's next?'. The satirical weekly Charlie Hebdo publishes this cartoon by Riss showing heads of a fireman, a postwoman, a judge, a nurse and Emmanuel Macron, sereval days after the murder of Samuel Paty on 16 October 2020. (Atentado, Incendio, Francia) EFE/EPA/CHARLIE HEBDO HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES *** Local Caption *** 56311961CHARLIE HEBDO HANDOUTEFE

Después del asesinato hace unos días de Samuel Paty, el profesor que mostró caricaturas de Mahoma publicadas inicialmente por Charlie Hebdo, el semanario satírico francés ha compartido hoy en las redes la portada de su último número que saldrá este miércoles.

“La República decapitada: ¿a quién le toca?”, titula la portada de la revista francesa que dirige Riss junto a una viñeta que muestra cabezas cortadas que representaban diversas profesiones: un bombero, una cartera, un juez, una enfermera y el presidente Emmanuel Macron.

“Las libertades de enseñar, de expresarse, de discutir y de cuestionarnos, palabra tras palabra, construir nuestro lenguaje común, es la base de cualquier democracia. Hoy no cabe duda de que a través de sus víctimas toda la democracia es la que estos asesinos quieren decapitar”, escribe Riss en su editorial.

"El acto es tan inaudito que va más allá de nuestras fuerzas el admitir que somos testigos de una violencia sin precedentes, de un hecho que dejará huella y nos obligará a admitir que hay un + antes + y un + después de + ", prosigue el director de Charlie Hebdo.

"A raíz de este crimen, la pregunta que nos persigue es qué acciones tomar para derrotar esta ideología. Nos dirigimos a Charlie como si Charlie tuviera la solución, nos centramos en la política como si los políticos tuvieran la solución (...) y al final nos dirigimos a los profesores como si los profesores tuvieran la solución ", prosigue.

"Paralizados por la determinación de los terroristas, terminamos comportándonos, sin ni siquiera darnos cuenta, como si realmente estuvieran inspirados por una fuerza superior, capaz de desencadenar un tipo de violencia divina. Cuando en realidad solo son humanos, humanos pobres, humanos miserables, humanos insignificantes“, agrega Riss.