El “príncipe durmiente” mueve la mano tras 15 años en coma

Al-Waleed bin Khalid está postrado en una cama con ventilación artificial tras sufrir un terrible accidente de tráfico

El "príncipe durmiente" quedó en estado de coma hace 15 años a raíz de sufrir un tremendo accidente de tráfico
El "príncipe durmiente" quedó en estado de coma hace 15 años a raíz de sufrir un tremendo accidente de tráficoTwitterLa Razón

El príncipe Al-Waleed bin Khalid tenía 18 años cuando, en un segundo, le cambió la vida. Corría el año 2005 cuando conducía su coche en Londres, donde estudiaba ciencias militares, y sufrió un gravísimo accidente de tráfico que provocó su muerte clínica. Su padre, el príncipe Khaled bin Talal, y su madre, la princesa Mona Riad El Solh, hija del líder libanés, se negaron a quitarle el soporte vital.

Tras el accidente fue trasladado a Riad para someterle a una terapia intensiva, que se prolongó durante una década. Sin embargo, hace cinco años el "principe durmiente fue trasladado a la residencia de la familia donde se encuentra en estado vegetativo.

En este tiempo, Al-Waleed bin Khalid ha permanecido inmóvil con dos excepciones. Una hace icno años, en la que logró mover la cabeza. Y la segunda y más esperanzadora, se produjo hace unos días cuando logró mover la mano.

Pero no sólo eso sino que parecía escuchar y obedecer lo que le decía una mujer. En un vídeo compartido por la familia en Twitter, se puede ver al “príncipe durmiente” levantar ligeramente dos dedos. Pero animado por la voz de una mujer, que le pide que lo vuelva a intentar y que mueva la mano, logra hacerlo tras un par de intentos, lo que ha devuelto la esperanza a la familia de que pueda lograr superar su estado.

Hace un año, comenzó a circular el rumor de que había sufrido una hemorragia pulmonar severa que los médicos no pudieron controlar y que había muerto. De hecho, llegaron a publicar declaraciones de su padre, en las que expresaba su profunda tristeza por la pérdida de su hijo. Además, indicaron que la muerte se produjo poco después de que le retiraran las máquinas de soporte vital que permiten que su corazón lata. Pero la familia tuvo que salir al paso para desmentirlo todo e indicar que seguía vivo y en estado vegetativo.

Las imágenes del momento se han visto casi 200.000 veces en Twitter y fueron compartidas, entre otros, por la princesa saudí Noura bint Talal Al-Saud.

El padre del príncipe, que es hermano del magnate multimillonario de los negocios, el príncipe Al-Waleed bin Talal bin Abdulaziz Al-Saud, nunca ha perdido la esperanza de que su hijo algún día se recupere por completo.

El príncipe Khalid fue uno de los miembros de la familia real saudí detenidos durante 11 meses por criticar la represión de la élite del reino. En 2017, decenas de príncipes, funcionarios y magnates fueron encarcelados en el hotel Ritz-Carlton de Riad. El príncipe fue arrestado nuevamente brevemente al año siguiente, informó el New Arab.

Pero esta no es la única desgracia que ha sufrido la familia en los últimos años. De hecho, Mohamed, hermano del príncipe durmiente, tuvo un accidente similar al que dejó en muerte clínica a Al-Waleed bin Khalid.