Ataque terrorista en Hatay

La explosión se ha producido días después de que la embajada de Estados Unidos en Turquía emitiera una alerta de seguridad

El último atentado en Hatay se produjo en agosto de 2019, en Reyhanli, a pocos kilómetros de Siria
El último atentado en Hatay se produjo en agosto de 2019, en Reyhanli, a pocos kilómetros de Siria

Un militante no identificado detonó un artefacto explosivo tras una persecución policial cerca de la frontera de Turquía con Siria y se suicidó. No hubo otras víctimas.

El hecho ocurrió en la localidad de Iskenderun, en la provincia de Hatay, después de que la Policía intentara detener a dos personas dentro de un vehículo en un bloqueo de carreteras, según el gobernador local. El gobernador Rahmi Dogan dijo en Twitter que se produjo una explosión cuando “uno de los dos terroristas” se volvió “ineficaz” tras la persecución.

La operación de seguridad estaba en curso, señaló la agencia de noticias estatal de Turquía.

La Agencia Anadolu indicó que la explosión ocurrió en Iskenderun, en la provincia de Hatay. La televisión Haberturk citó asimismo al gobernador de la región diciendo que se trataba de un “ataque terrorista” y que uno de los dos “terroristas”' involucrados murió en una operación de seguridad en curso.

La Policía, los bomberos y los equipos médicos fueron enviados a la zona, informó Anadolu.

La explosión se produjo días después de que la embajada de Estados Unidos en Turquía emitiera una alerta de seguridad, diciendo que recibió informes de un posible ataque contra estadounidenses y otros extranjeros, e instó a los ciudadanos estadounidenses a actuar con cautela.

El grupo Estado Islámico y un grupo militante kurdo ilegalizado llevaron a cabo ataques mortales en suelo turco entre 2015 y 2017.