China promete “represalias necesarias” contra EE UU por vender 500 misiles a Taiwán

Pekín ya ha impuesto sanciones a los fabricantes Lockheed Martin, Boeing Defense y Raytheon

Estados Unidos ha reforzado en los últimos meses su apoyo político y militar a TaiwánTYRONE SIUREUTERS

China prometió hoy represalias “legítimas y necesarias” para “proteger su soberanía e intereses de seguridad” después de que el Gobierno estadounidense anunciase el lunes la venta a la isla de 100 sistemas de defensa marítima Harpoon y 400 misiles de este tipo por valor de 2.370 millones de dólares.

“China insta a Estados Unidos a que cese todas sus ventas de armas a la isla. Nos reservamos el derecho a tomar represalias legítimas y necesarias para proteger nuestra soberanía e intereses de seguridad”, afirmó este martes el portavoz del Ministerio de Exteriores chino Wang Wenbin, citado por la prensa local.

El Gobierno estadounidense había anunciado este lunes la venta de 500 misiles Harpoon a Taiwán por un total de 2.370 millones de dólares, una transacción a la que China había advertido que respondería con sanciones. Antes incluso del anuncio, el Gobierno chino había anunciado la imposición de sanciones a los fabricantes de este sistema de misiles, Lockheed Martin, Boeing Defense y Raytheon.

La Agencia estadounidense de Cooperación en Seguridad de Defensa notificó la pasada semana al Congreso su plan de venta para “respaldar los continuos esfuerzos de Taiwán por modernizar sus fuerzas armadas y mantener su capacidad defensiva”, así como “ayudar a mantener la estabilidad política y el equilibrio militar en la región”.

Asimismo, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores taiwanés, Joanne Ou, citada por CNA, afirmó que su departamento ha recibido una propuesta formal sobre la venta de armas, que sería la octava desde que Trump accedió al poder.

Por su parte, su homólogo chino, Xi Jinping, exhortó la semana pasada a sus tropas a estar “listas para el combate” y afirmó que “un país fuerte se define por un Ejército fuerte que pueda ganar”.

Además, el periódico hongkonés South China Morning Post aseguró recientemente que “Pekín está avanzando en la militarización de su costa sureste para prepararse para una posible invasión de Taiwán” según fuentes del Ejército Popular de Liberación (EPL) chino, que habría desplegado allí misiles hipersónicos de alcance medio DF-17.

Según “Global Times”, estos misiles pueden jugar “un papel importante a la hora de frenar fuerzas extranjeras de Estados Unidos, Japón, Corea del Sur o Australia si intentan interferir en los asuntos internos de China”.

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Pekín mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que retorne a lo que denomina patria común.