El MAS cambia el reglamento en Bolivia para gobernar sin mayoría absoluta en el Congreso

El expresidente Evo Morales prepara su vuelta al país andino tras el triunfo de su partido encabezado por Luis Arce

Un grupo de personas protesta en Santa Cruz (Bolivia) por el cambio de reglamento del Legislativo bolivianoJuan Carlos TorrejónEFE

La oposición de Bolivia, incluido el Gobierno transitorio, denunciaron ayer como autoritaria la decisión de Movimiento Al Socialismo (MAS) de modificar a última hora los reglamentos de las dos cámaras legislativas para facilitar la “gobernabilidad” del presidente Luis Arce.

«En una maniobra inaceptable e ilegítima (…). Continúa el autoritarismo, el abuso y el sometimiento de la Asamblea Legislativa», escribió el ex presidente Carlos Mesa (2003-2005), quien fue derrotado por Arce en las elecciones del pasado 18 de octubre.

El MAS, que ya no tendrá dos tercios sino mayoría absoluta en la nueva legislatura que se abrirá el viernes, modificó el martes el reglamento del Senado e hizo lo mismo el miércoles en Diputados, estableciendo que en un futuro bastará mayoría simple para las decisiones parlamentarias que no contradigan a la Constitución.

Estos cambios «liberan a la mayoría de la camisa de fuerza de los dos tercios» y responden a «un concepto fundamental: Darle la gobernabilidad desde la Asamblea Legislativa» al Gobierno de Arce, dijo el senador masista Omar Aguilar justificando los cambios reglamentarios.

Dos tercios

Arce y su vicepresidente David Choquehuanca ganaron las elecciones a la cabeza del MAS, que logró además renovar su dominio legislativo con mayorías absolutas en las dos cámaras, aunque ya no con los dos tercios que en las dos últimas legislaturas facilitaron las gestiones gubernamentales de Evo Morales (2006-2019).

El ex presidente Mesa, autoproclamado jefe de la oposición al futuro Gobierno, denunció que el MAS «cambia el reglamento (…) eliminando el requisito de dos tercios para aprobación de decisiones fundamentales en la ALP (parlamento). A esta crítica se sumó también la presidenta transitoria Jeanine Áñez, afirmando en la misma red social que «cambiar leyes para mandar más va contra la libertad», porque la mayoría «manda hasta donde marca la ley».

El ex presidente derechista Jorge Quiroga (2002-2003), quien se bajó a último momento de la reciente carrera electoral, dijo que Choquehuanca, como nuevo presidente nato del parlamento, «debe demostrar su vocación democrática, anulando en sesiones preparatorias -del nuevo Congreso- este atroz abuso».

Aguilar replicó que la eliminación del requisito de dos tercios facilitaba la aprobación de resoluciones sobre ascensos de militares y policías, designaciones de embajadores y cuestiones procedimentales de las labores camerales. Indicó que los cambios no afectarán a la aprobación de leyes ordinarias, que según la Constitución requiere solo mayoría absoluta.

«No se está haciendo ni forzando ningún cambio en la Constitución», añadió, al destacar que el parlamento seguirá obligado a aprobar por dos tercios resoluciones para elección de tribunales electorales y autoridades como el Contralor General, el Defensor del Pueblo y el Fiscal General. Los dos tercios también se mantendrán como «requisito constitucional inexcusable» para una reforma parcial de la Constitución, añadió.

Al final la suspensión de las anteriores elecciones por fraude y la huida del ex presidente Morales han acabado por darle más poder al MAS. Morales por su parte afirma que volverá desde Argentina -donde se encuentra en el exilio- a Bolivia, donde fue anulada su orden detención, por tierra para la toma de posesión.