El autor del atentado de Niza es un tunecino de 21 años que llegó a Francia desde Lampedusa

Brahim Aoussaoui fue el autor del ataque con cuchillo perpetrado este jueves a primera hora de la mañana en una iglesia de Niza

Agentes de la policía francesa cerca de la iglesia de Notre Dame, Niza, donde se produjo un ataque con cuchilloERIC GAILLARD / POOLEFE

Las autoridades francesas ya han identificado al autor del atentado terrorista que tuvo lugar este jueves en la iglesia Notre Dame de Niza, donde murieron tres personas y varias resultaron heridas. Se trata de Brahim Aoussaoui, un joven de 21 años de origen tunecino que llegó a Europa a través de la isla italiana de Lampedusa hace solo unas semanas, según recogen medios franceses.

La Policía gala trata de verificar ahora junto a las autoridades italianas si esa identidad es cierta. Todo parece indicar que Aoussaoui no se encontraba bajo el radar de los servicios de inteligencia y que de nuevo la amenaza invisible ha sembrado el terror en Francia.

Cuando el terrorista pisó suelo italiano, fue puesto en cuarentena y posteriormente liberado con una orden de salir del país, llegando a Francia a principios de octubre. Según recogen varios diarios galos, Aoussaoui aseguró una vez que fue neutralizado por la Policía que solo había participado en este atentado.

El autor de los actos no ha dejado de repetir ‘Allahu Akhbar’ (‘Alá es el más grande’) una y otra vez ante nosotros mientras estaba bajo cuidados médicos”, según explicó Christian Estrosi, el alcalde de Niza. La Fiscalía antiterrorista francesa intervino e inició una investigación contra el joven por “asesinato e intento de asesinato”.

Hace dos semanas Samuel Paty, el profesor que había mostrado caricaturas de Mahoma a sus alumnos, fue degollado a las afueras de París. El pasado 25 de septiembre un individuo hirió con un arma blanca a dos personas que se encontraban a las puertas de los antiguos locales de la revista satírica “Charlie Hebdo” mientras se celebra el juicio por el atentado contra esa publicación que en enero de 2015 causó 11 víctimas mortales.