Los Navy Seal se emplean a fondo para rescatar a un norteamericano secuestrado en Níger

Este grupo de élite fue enviado a África para ejecutar la misión. La prensa local cree que el rehén era un misionero

Un miembro de los SEAL de Estados UnidosServicio Ilustrado (Automático) US NAVY / ZUMA PRESS / CONTACTOP

Las fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos rescataron este fin de semana a un ciudadano estadounidense tomado como rehén por hombres armados a principios de esta semana en Níger y retenido en el norte de Nigeria, informa la CNN. "Las fuerzas estadounidenses llevaron a cabo una operación de rescate de rehenes durante las primeras horas del 31 de octubre en el norte de Nigeria para rescatar a un ciudadano estadounidense secuestrado por un grupo de hombres armados. Este ciudadano estadounidense está a salvo y ahora está al cuidado del Departamento de Estado de Estados Unidos. Ningún personal militar estadounidense resultó herido durante la operación ", dijo el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, en un comunicado.

El pentágono agradeció "el apoyo de nuestros socios internacionales en la realización de esta operación. Estados Unidos continuará protegiendo a nuestra gente y nuestros intereses en cualquier parte del mundo”.

La misión, que duró varias horas, fue ejecutada por el equipo de élite SEAL 6 de la Armada que fue trasladado a la región por operaciones especiales de la Fuerza Aérea, dijo a CNN un funcionario estadounidense. Las fuerzas estadounidenses que llevaron a cabo la misión mataron a seis de los siete captores, dijo el funcionario. Estados Unidos cree que los captores no tienen afiliación conocida a ningún grupo terrorista que opere en la región y que probablemente eran bandidos que buscaban dinero.

Los medios de comunicación locales informaron que el ciudadano estadounidense era un misionero. CNN no ha podido confirmar la identidad del ciudadano. El gobernador de la región local donde tuvo lugar el secuestro fue citado en varios medios locales y por medios franceses que informaban desde Níger diciendo que seis hombres en motocicletas armados con AK-47 llegaron a la propiedad del hombre en la aldea de Massalata, cerca de la frontera con Nigeria.