Los contagios y muertes por covid se disparan en Europa, cada vez más cerca de otro confinamiento

Reino Unido registra casi 500 muertes en un día e Italia supera los 30.000 positivos, mientras Austria y Hungría se anotan cotas máximas de casos

Un policía habla con una mujer a la salida de un pub en LondresHENRY NICHOLLSREUTERS

Los casos y las muertes por la covid-19 se disparan hoy en gran parte de Europa, un continente que busca blindarse con toques de queda, como en Italia, o el confinamiento de toda Inglaterra, en plena segunda ola de coronavirus.

Y es que las cifras no dejan de crecer: el Reino Unido ha registrado en las últimas horas el mayor número de fallecidos desde mayo (492, hasta acercarse a 48.000) y más de 25.000 contagios, Italia supera de nuevo los 30.000 positivos en un día, Austria y Hungría se anotan cotas máximas de casos y Portugal y Rumanía baten el triste récord de defunciones e infecciones en una jornada. España notificó este miércoles 25.042 nuevos casos en las últimas 24 horas, y actualizó sus cifras de muertos desde marzo con 1.623 fallecimientos más.

MÁS RESTRICCIONES EN REINO UNIDO, ITALIA, POLONIA Y LITUANIA

Ante unos datos al alza que dejan al Reino Unido rozando los 1,1 millones de casos desde el inicio de la pandemia, el Parlamento británico ha aprobado el confinamiento de Inglaterra desde esta medianoche hasta al menos el 2 de diciembre, con el apoyo tanto del gobernante Partido Conservador como del opositor Laborista.

Los ciudadanos deberán quedarse en casa salvo por motivos concretos (entre los que se incluye, además de ir al médico o cuidar a mayores, el ejercicio al aire libre) y durante cuatro semanas estarán cerrados establecimientos no esenciales (tiendas de ropa, gimnasios y peluquerías) y los bares que no ofrezcan comida para llevar, mientras que los colegios permanecerán abiertos.

El Gobierno británico es consciente del “significativo” impacto económico de las restricciones y ya anunció hace unos días que amplía todo este mes el plan por el que los trabajadores de compañías obligadas a cerrar durante el confinamiento recibirán el 80 % de su salario hasta un máximo de 2.500 libras (2.775 euros).

En Italia, desde mañana regirá el toque de queda nacional a partir de las diez de la noche y hasta las 05.00 hora local, para intentar frenar la segunda ola del coronavirus en un país en el que, desde que comenzó la pandemia, se han producido más de 790.000 contagios y más de 39.000 muertes (352 en el último día, el segundo peor dato desde mayo).

Las nuevas medidas, que estarán en vigor hasta el 4 de diciembre y que incluyen el cierre de cines, teatros, gimnasios, piscinas, salas de conciertos, museos, exposiciones y recreativos, divide además Italia en tres zonas en función del riesgo de contagio que presentan y en ellas habrá restricciones más o menos severas.

En España varias regiones anunciaron hoy nuevas restricciones para tratar de frenar la expansión del coronavirus, como el caso de Galicia, donde a partir del próximo viernes, y durante un mes, se cerrarán las actividades no esenciales, incluida la hostelería, así como el cierre perimetral de las principales ciudades de la región, que afectará al 60 % de la población

También Murcia decidió hoy confinar todos los municipios de la región hasta el 18 de noviembre, cerrará para el consumo en el interior de los establecimientos de hostelería, con lo que solo se podrán usar las terrazas, y en locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales el aforo máximo será de un tercio.

Otras regiones están planteando medidas más duras como el confinamiento domiciliario, sin embargo, el Gobierno y las comunidades autónomas descartaron hoy esa medida y se dieron entre dos y tres semanas de margen para comprobar la eficacia de las que ya se han adoptado para frenar la segunda ola del coronavirus antes de tomar otras nuevas.

También Polonia ha anunciado más medidas ante el récord de nuevos casos (casi 24.700 y 373 fallecimientos en las últimas horas) y desde el próximo sábado se cerrarán museos, galerías de arte, cines y teatros y se restringirá la hostelería.

A ello se suma un mayor distanciamiento en tiendas y el cierre de aquellas que se encuentren en centros comerciales, a excepción de las de alimentación, farmacias y droguerías.

Asimismo, desde el sábado y hasta el 29 de noviembre, en Lituania se ampliarán las restricciones con cines, teatros, museos, gimnasios y piscinas clausurados y solo se permitirá a restaurantes dar servicio al exterior, mientras que de momento guarderías y escuelas primarias continuarán abiertas.

CARA Y CRUZ DE DATOS EN EUROPA

Mientras tanto, Grecia se prepara para adoptar mañana más medidas, al batir hoy el récord de casos de covid-19 (más de 2.600, hasta rozar los 47.000) y registrar la peor jornada desde que comenzó la pandemia hace ocho meses.

Salónica, la segunda ciudad de Grecia, está desde el martes ya en un confinamiento casi total y se espera que se anuncien para Atenas medidas similares, aunque en todo el país rige un toque de queda desde la medianoche hasta las cinco de la mañana.

Portugal, donde el 70 % de la población está desde hoy en confinamiento con el “deber cívico” de permanencia domiciliaria incluido en Lisboa y Oporto, anota esta jornada un máximo diario de positivos (casi 7.500) y 59 muertes.

Por su parte, Austria -con nuevos máximos de covid en 24 horas y el sistema hospitalario al borde de su capacidad- impuso el martes un nuevo confinamiento parcial con el cierre de las actividades de ocio, incluidos bares y restaurantes, y un toque de queda entre las 20.00 y las 06.00 horas.

En Hungría también se ha registrado un máximo de muertes diarias y el martes el Gobierno anunció nuevas restricciones, que incluyen la limitación de movimiento entre la medianoche y las 05.00 y el cierre de las discotecas.

A su vez, Rusia se anota un nuevo máximo de casos y defunciones desde el inicio de la pandemia -19.768 contagios y 389 decesos por covid-19- y Serbia informa por primera vez de más de 2.000 positivos en una jornada.

Por el contrario, Alemania, cuyo ministro de Exteriores, Heiko Maas, está en cuarentena tras dar positivo una persona con la que se reunió, vive el cuarto día consecutivo en el que la cifra de nuevos contagios se mantiene por debajo del máximo del pasado sábado (19.059) y el mayor número de muertos con o por covid-19 desde el 6 de mayo.

También Irlanda presenta datos más positivos y ha conseguido que el número R (tasa de reproducción de la covid) se sitúe por debajo de 1, quince días después de decretarse un confinamiento nacional de seis semanas.

Bélgica también ve reducirse los nuevos contagios, como consecuencia de las restricciones impuestas en el país de Europa con mayor incidencia (1.775 nuevos casos por 100.000 habitantes) y tras meses de incremento constante de las infecciones.

LA CULTURA, GOLPEADA POR LA COVID

En un mundo donde los casos de coronavirus alcanzan ya los 47 millones (500.000 en el último día, según la Organización Mundial de la Salud, con los jóvenes cada vez más afectados) y los fallecimientos son 1,207 millones, la cultura aparece como otro de los sectores más golpeados por la covid.

Así, numerosos museos europeos cierran sus puertas, entre ellos algunos tan emblemáticos como el Louvre en París, la londinense Tate o la florentina Galería de los Uffizi.

En Italia cerrarán todos los museos a partir de mañana y en Inglaterra hasta diciembre, algo que ya ocurre en Francia desde el 30 de octubre, en Alemania desde el lunes y durante todo noviembre o en Austria y Grecia.

Por el contrario, España, pese a ser uno de los países más afectados por la segunda ola de la covid, mantiene abiertos sus museos, aunque con ciertas limitaciones. EFE