Las calles de las grandes ciudades se convierten en una fiesta colectiva por la victoria demócrata

Miles de personas salieron a festejar el fin de la era Trump tras conocerse la victoria del candidato demócrata en las elecciones del pasado día 3 de noviembre

Primero fueron las bocinas de los coches las que anunciaron la victoria de Joe Biden. Después, poco a poco, y en pleno sábado comenzaron las celebraciones en las calles de las principales ciudades del país. Desde Washington D. C. a Los Angeles, los partidarios de Biden salieron a festejar el fin de la era Donald Trump. Y es que si algo ha unido a los simpatizantes de Partido Demócrata en 2020 es sin duda la animadversión al magnate. Es más, muchos medios estadounidenses titularon sus crónicas “Biden derrota a Trump”.

En Nueva York, el director de cine Spike Lee descorchaba champán en Fort Greene, Brooklyn, mientras miles de personas se congregaban en Times Square. En un soleado Haarlem también se bailaba junto a carteles de Biden-Harris. En la capital estadounidense, cientos de personas avanzaban hacia la Casa Blanca con banderas y pancartas a favor del próximo presidente de EE UU así como del movimiento Black Lives Matters. Con la Quinta Avenida cortada al tráfico los neoyorquinos salían a celebrar en Central Park, y también en Queens, bajo las grandes líneas del metro que cruzan el aire de la Avenida Roosevelt, junto Museo de Brooklyn, en las inmediaciones del Prospect Park.

Con mucho peor tiempo, en Filadelfia, Pensilvania, el estado que finalmente ha hecho que la victoria de Biden fuera incontestable (con 20 colegios electorales), decenas y decenas de personas ondeaban banderas con el nombre del ex vicepresidente de Barack Obama. En Atlanta, Chicago y Seattle, el ambiente de celebración era muy similar. En Florida, en Miami, la amenaza de la tormenta tropical ETA no impidió conmemorar la victoria de Biden. Una cacerolada tocaba al son de ritmos latinos en las aceras cercanas a la Torre de la Libertad. “Bye Don”, se podía leer con la misma tipografía de la campaña de Biden y Harris, en otros carteles. Los vehículos pitaban al pasar, animando a los simpatizantes a seguir con su celebración.

“No ha sido un resultado ajustado, van a ser 290 votos electorales. ¡Biden curará al país¡”, indicaba, emocionado, un turista estadounidense en Miami-Dade. "Estos cincos días han sido agónicos, pero ha merecido la pena: “¡Biden, Biden, Biden!”, gritaba una animada colombiana.

Las imágenes festivas contrastaban con la de los informativos, en las que se veía a un solitario Donald Trump jugando al Golf en Virginia.