La venganza póstuma de John McCain en Arizona

Republicanos y latinos respaldan a Biden en un Estado históricamente conservador que ha dado la espalda al presidente Trump. La viuda del veterano de guerra hizo campaña a favor del demócrata

La viuda de John McCain, Cindy, duerme al hijo de Sarah Palin en un acto de la Convención Nacional RepublicanaPaul SancyaAP

“Vamos a ser los primeros demócratas en ganar Arizona en 24 años”, anunció orgulloso el propio Joe Biden en sus discurso del viernes por la noche, cuando ya acariciaba la victoria en las presidenciales de 2020. Lo cierto es que la última vez que un demócrata hizo historia en este Estado del sur del país fue Bill Clinton en 1996. Para encontrar otra victoria liberal, habría que irse a 1948 cuando Harry Truman logró la reelección.

“Ha sido en parte porque los habitantes de Arizona se han sentido insultados por el presidente Donald Trump cuando tachó a John McCain de perdedor y que no era un héroe de guerra. Fue algo muy impertinente”, explica Ann, de 68 años y vecina de Arizona. “La estupidez de Trump de hacerse enemigos así ha causado que los habitantes de Arizona hayan votado por Joe Biden”, añade. Para Ann, la clave es el condado de Maricopa, un distrito muy republicano al sur de Fénix, que siempre ha respaldado fuertemente a McCain: este 3-N “le ha dado la espalda al presidente Trump. Es un condado que nunca ha votado por los demócratas”, recuerda Ann por teléfono desde Tucson.

“Sin Maricopa, Biden no hubiera tenido posibilidades”.

En la misma línea, David Adame, presidente y director Ejecutivo de Chicanos Por La Causa, (CPLC), una de las corporaciones de desarrollo comunitario hispano más grandes del país, explica a LA RAZÓN que McCain es un icono de Arizona y un héroe americano. “Su funeral y las ceremonias en su honor en Arizona y Washington D.C. así lo reflejan”.

Para Adame, “que Trump continuase insultando al senador de Arizona en vida y muerto le ha pasado factura en Arizona, donde McCain era visto como un amigo de la comunidad latina”. También, el hecho de que su viuda, Cindy McCain, respaldase a Biden, “fue enorme. Le dio permiso a republicanos moderados y conservadores a votar por el candidato presidencial de otro partido”.

Ayer por la mañana, la propia McCain era entrevistada en el programa de ABC “Good Morning America”. La viuda del senador republicano, que falleció de cáncer en 2018, celebró la victoria de Biden, a quien abiertamente ha apoyado en estas elecciones a pesar de ser una republicana convencida. El discurso de la victoria de Biden como presidente electo fue “lo que necesitábamos escuchar como país”. Para McCain “es hora no solo de que los estadounidenses se reúnan y trabajen juntos, sino que, lo más importante, es hora de que los republicanos pongamos al país primero, no al partido”, indicó McCain.

El senador John McCain, junto a su esposa Cindy, durante el discurso de derrota de McCain en Fénix, ArizonaElise AmendolaAP

La republicana también urgió a Trump a hacer lo correcto al “conceder su derrota” tal y como hizo su marido de un modo tan elocuente como elegante cuando perdió contra Barack Obama en 2008. El veterano de guerra y héroe de Vietnam tardó apenas dos horas después de que los medios confirmaran a Obama como presidente electo en emitir un comunicado oficial.

Un voto hispano nada homogéneo

Respecto a las diferencias en el comportamiento electoral de los hispanos de Florida y los de Arizona, el presidente y director Ejecutivo de CPLC recuerda que “Arizona comparte su frontera sur con México, es más, antes de 1848, era parte de México". Asimismo, Adame manifiesta que "las personas con orígenes cubanos son el tercer grupo de hispanos de EE UU; Florida tiene la mayor concentración de cubanos de EE UU. Arizona tiene apenas unos 10.692 individuos de descendencia cubana, es decir el 0,2% de la población estatal. Mientras que los latinos de descendencia mexicana en Arizona son más de 1,9 millones (el 28% de la población estatal). Es el quinto Estado del país con mayor población de descendencia mexicana”.

Sobre el condado clave en estas elecciones, Maricopa, Adame asevera que es el cuarto de todo el país con mayor población latina. “Es el condado que más crece, debido a los nuevos residentes así como al aumento de la población latina”.

El presidente de Chicanos Por La Causa, argumenta que, en líneas generales, los votantes de ascendencia cubana y mexicana, votan de un modo muy distinto.

Los cubanos son más conservadores políticamente. Mientras que la inmigración y la posible deportación son factores reales para la comunidad en Arizona, los votantes tienden a tener posturas más progresistas. Así hemos vistos muchos latinos en Florida y Texas que han votado por Trump, pero fuerte y sólido respaldo a Biden en Arizona. Si con el 100% escrutado se hace con el estado, puede dar gracias a la comunidad latina”.

Escrutado al 98% y con medios conservadores como Fox ya dando los 11 votos electorales de Arizona a Joe Biden, el demócrata se habría hecho con el 49,5% de los votos (1.643.664 votos) frente al 49% del republicano (1.626.679). De confirmarse, lograría así 290 votos de colegio electoral por menos de 20.000 votos de diferencia en el Estado de Arizona.