Estados Unidos aprueba la venta de 50 cazas F35 a Emiratos Árabes Unidos

La operación cuenta con el visto bueno de Israel, pese a las reticencias iniciales de Netanyahu

Cazas de EE UU F35Lookheed MartinLookheed Martin

En una decisión de gran calado político y geoestratégico, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, confirmó esta semana que ha aprobado la venta de 50 aviones de combate Lockheed Martin F-35 “Lightning II” a Emiratos Árabes Unidos (EAU), como parte de un paquete de 23.370 millones de dólares, una decisión que no era del agrado de Israel, pese a que recientemente alcanzó un acuerdo con Emiratos Árabes Unidos para reanudar las relaciones diplomáticas después de décadas de enfrentamiento.

El Departamento de Estado envió un aviso formal al Congreso de Estados Unidos sobre la venta de estos aviones, que se encuentran entre los más sofisticados y caros del mundo, buscados durante mucho tiempo por el aliado del Golfo Árabe, que obtuvo luz verde después de aceptar en septiembre el reconocimiento de Israel como Estado. Israel siempre ha buscado mantener su ventaja militar y tecnológica sobre los países de la región, por ello miraba con recelo esta operación.

Según Globalfirepower, Emiratos Árabes dispone actualmente de 98 aviones de combate, en su mayoría F16 y en menor medida Mirage 2000.

No está claro que en el Congreso, donde los demócratas tienen mayoría en la Cámara de Representantes, vaya a ser aprobado. Tampoco en el Senado, dominado por los republicanos, que ha criticado el papel de Emiratos Unidos en la muerte de los civiles en Yemen. Ambas cámaras tienen el derecho a revisar y bloquear tales transacciones. La adquisición de esa tecnología por Emiratos “modificará de forma significativa el equilibrio de fuerzas en el Golfo y afectará la ventaja militar de Israel”, principal aliado de Washington en la región, ha declarado el representante demócrata Eliot Engel en un comunicado.

El paquete de venta de armas de Estados Unidos a EAU se divide en dos partes. La primera establece la venta de hasta 50 cazas F-35A, que es la versión convencional de la aeronave (existe también una versión para portaaviones y una con capacidad de aterrizaje y despegue vertical), y cuatro motores Pratt & Whitnwey F-135 de repuesto, junto a todo los sistemas del avión, por un valor estimado de 10.400 millones de dólares. La segunda parte fija la venta de misiles aire-aire y bombas de diferente tipos, así como también sistemas avanzados, por un total de unos 10.000 millones de dólares.

Pese a las reticencias iniciales, Israel acabó aceptando esta operación comercial, pese a que en público el primer ministro Netanyahu ha mostrado su rechazo. “El primer ministro y el ministro de Defensa están de acuerdo en que, dado que EEUU está mejorando la capacidad militar de Israel y manteniendo la ventaja militar cualitativa de Israel, Israel no se opondrá a la venta de estos sistemas a los Emiratos Árabes Unidos”, dijeron ambos en una declaración conjunta.

Según la revista especializada Breaking Defense, Israel habría obtenido la posibilidad de acceder a un número suplementario de F-35, más avanzados que los que recibirán los Emiratos. Se trataría de aviones V-22 “Osprey” de despegue y aterrizaje vertical y de aviones de reabastecimiento KC-46 de Boeing, de los cuales el Ejército de Estados Unidos acaba de recibir los primeros ejemplares con varios años de retraso, informa la agencia Afp.