La policía rescata a 46 menores víctimas de abuso sexual en Australia

Entre los detenidos se encuentra un hombre de 27 años que trabajaba en una guardería en la localidad costera de Port Macquarie

In this undated photo provided by the New South Wales Police, cellular phone is displayed which is part of seized material collected while investigating a major child sex abuse ring. A childcare worker and a children's soccer coach were among 16 men arrested in the Australian states of New South Wales, Queensland and Western Australia in recent months on 828 charges of sexually abusing children, producing and distributing child abuse material and bestiality, Australian Federal Police Assistant Commissioner Justine Gough said Wednesday, Nov. 11, 2020. (NSW Police via AP)AP

La Policía australiana informó este miércoles de un operativo de rescate de 46 menores posibles víctimas de abusos sexuales, con edades comprendidas entre los 16 meses y 15 años, y el arresto de 14 sospechosos a lo largo del país. Entre los detenidos se encuentra un hombre de 27 años que trabajaba en una guardería en la localidad costera de Port Macquarie, a unos 400 kilómetros al norte de Sídney, donde se han rescatado a 16 niños menores de 6 años.

Este varón fue acusado de producir material pornográfico y pederastia, al haber presuntamente abusado de al menos 16 niños menores de 10 años, entre otros cargos, indica un comunicado de la Policía Federal Australiana.

La Policía argumenta que el excuidador de niños se aprovechó de su empleo en una guardería para tener acceso a una treintena de menores de corta edad, una situación de la que también sacó ventaja su pareja, un hombre de 22 años. En total, los detenidos afrontan 828 cargos por explotación infantil, que incluye la producción y distribución de material de abusos sexuales a menores por internet, así como por zoofilia contra cuatro animales.

Además del cuidador de niños, los detenidos, cuyas edades oscilan entre los 20 y los 48 años, trabajaban como cuidadores de discapacitados, entrenadores voluntarios de fútbol, empleados de supermercados, cocineros y electricistas, entre otros empleos.

La Policía australiana, que comenzó a principios de año con el objetivo para desmantelar una red de pederastas por internet, alertó a otros países donde esta red de pederastia enviaba el material gráfico y que ha resultado en al menos tres detenciones en Estados Unidos. EFE