Bronca en la Eurocámara por una dieta de 323 euros al día: “Usted tiene chófer, nosotros vamos en transporte público”

El parlamentario alemán Markus Ferber critica al presidente del parlamento por la retirada del plus, motivada por la pandemia

El eurodiputado popular alemán Markus Ferber protestó este miércoles en el Parlamento Europeo para reclamar la restitución de una dieta de estancia de 323 euros al día, que se ha suspendido durante la segunda ola de la pandemia dado que se desaconseja al máximo acudir físicamente a la Eurocámara.

Ferber protagonizó el inicio de esta sesión plenaria en Bruselas con una airada discusión a voces cuando no tenía el turno de palabra, golpeando su mesa y dirigiéndose al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, para insistir en su reclamo. Sassoli, visiblemente tenso tras ser interrumpido en varias ocasiones mientras efectuaba los anuncios al pleno, acabó concediendo la palabra al alemán.

“Usted tiene privilegios, usted tiene un chófer, nosotros tenemos que usar el transporte público. ¿Esa es la protección que merecemos? Cada día usted recibe sus ‘per diem’, nosotros no, porque usted lo ha decidido así”, recriminó Ferber a Sassoli.

El presidente de la Eurocámara le replicó que la decisión de cancelar temporalmente esta asignación responde a que en las últimas semanas se han detectado “cientos de casos de coronavirus” en este organismo, hasta 171 nuevos positivos entre diputados y personal en el penúltimo fin de semana.

“Necesitamos proteger nuestra institución, y para ello hemos tomado una decisión para asegurar que el Parlamento no esté lleno de gente. Se ha decidido que temporalmente, durante unas semanas, se suspenda el registro de firmas”, explicó Sassoli.

La dieta suspendida de manera temporal cubre las facturas de hotel, las comidas y todos los demás gastos relacionados con actividades oficiales en Bruselas o Estrasburgo (Francia), donde está la otra sede del Parlamento Europeo, siempre que los parlamentarios acrediten su presencia firmando un registro.

No obstante, este registro se ha cerrado a decisión del presidente a la vista del deterioro de la situación sanitaria en Bélgica, el país más afectado por la segunda ola del coronavirus, ya que todas las reuniones actualmente son en remoto y se desaconseja al máximo acudir físicamente al Parlamento Europeo.

Esta asignación diaria, de 323 euros -162 si la reunión se celebra fuera de la UE- se suma a un salario mensual de 6.962,95 euros y una dieta para gastos generales de 4.563 euros al mes. La dieta para gastos generales se destina al alquiler y administración de oficinas, gastos de teléfono y suscripciones, actividades de representación, compra y mantenimiento de equipos informáticos y teléfonos, y organización de conferencias y exposiciones. EFE