Abatido uno de los más importantes cabecillas de Al Qaeda en el Sahel

Tropas francesas de la operación Barkhane acabaron con su vida y con la de su hijo

Bah ag Moussa, el yihadista muertojmzbo

Francia ha asestado el segundo golpe importante a Al Qaeda en el Sahel con la muerte de uno de sus cabecillas, Bah ag Moussa, jefe militar del Grupo por el Apoyo del Islam y de los Musulmanes (JNIM). Almady, el segundo hijo del que fuera coronel del ejército maliense, ha confirmado desde Argelia, donde vive, la muerte de su padre y la de su hermano mayor, Hamza, en un ataque aéreo de la fuerza de Barkhane realizado el pasado día 10 en la zona. de Menaka, siete kilómetros al este de Tadamakat en el círculo de Tidarmene.

Según el Ministerio de Defensa galo, la intervención tuvo lugar el pasado 10 de noviembre gracias a “importantes medios de inteligencia y un dispositivo de intervención compuesto de helicópteros y tropas terrestres”, indicó Parly en un comunicado este viernes. “Felicito a los militares franceses comprometidos en esta operación y a todos los que han contribuido en materia de inteligencia. Es un éxito mayor en la lucha contra el terrorismo que Francia lleva junto a sus socios en el Sahel”, dijo la titular de este departamento. Se trata del segundo jefe de Al Qaeda abatido por los militares franceses, después de la muerte de Abdelmalek Droukdel, jefe de la rama magrebí de la banda yihadista.

Bah ah Moussa, exmilitar de las fuerzas de Mali que desertó en 2012, es uno de los dirigentes históricos del yihadismo en el Sahel, considerado responsable de varios ataques contra las fuerzas de Mali e internacionales, y uno de los principales jefes militares yihadistas en el país africano, donde se ocupaba de la formación de nuevos reclutas.

La ministra señaló que Francia golpea a los grupos vinculados al Estado Islámico y Al Qaeda que “en nombre de una ideología mortífera, atacan a la población civil y buscan desestabilizar los Estados de la región”, e indicó que la alianza con socios europeos es cada vez más fuerte en el Sahel.

Fue la última de las múltiples acciones francesas en Malí en estas semanas en las que mataron a presuntos terroristas. Francia tiene miles de tropas en una fuerza llamada Barkhane en África Occidental para ayudar a combatir a los grupos extremistas.

“La neutralización de un alto responsable de Al Qaeda viene a reforzar nuestra determinación colectiva y el sentido de nuestro compromiso”, dijo este 13 de noviembre, coincidiendo con el quinto aniversario del atentado contra la sala de conciertos Bataclan y varias terrazas en el centro de París, donde murieron 130 personas y más de 450 personas resultaron heridas.