Las Fuerzas Armadas marroquíes intervienen en Guerguarate para garantizar el flujo de personas y mercancías

Marruecos ha decidido actuar ante "las provocaciones de las milicias del Polisario”

Puesto fronterizo de GuerguarateLa Razón (Custom Credit)

Las Fuerzas Armadas Reales marroquíes (FAR) procedieron, durante la noche de jueves a viernes, al establecimiento de un cordón de seguridad para asegurar el flujo de mercancías y personas por la zona de amortiguamiento de Guerguarate, conectando Marruecos a Mauritania, dijo este viernes 13 de noviembre de 2020 un comunicado del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Reales.

“Tras el bloqueo por unas sesenta personas supervisadas, por milicianos armados del Polisario, del eje vial que cruza la zona de amortiguación de Guerguarate que conecta el Reino de Marruecos y la República Islámica de Mauritania, y la prohibición del derecho de paso, las Fuerzas Armadas Reales están instalando un cordón de seguridad para asegurar el flujo de mercancías y personas por este eje”, especifica la misma fuente.

Frente a las graves e inaceptables provocaciones a las que se han entregado las milicias del “Polisario” en la zona de amortiguamiento de Guerguarate en el Sahara marroquí, “Marruecos ha decidido actuar, respecto de sus atribuciones, en virtud de sus deberes y en perfecta cumplimiento de la legalidad internacional”, indicó este viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores, Cooperación y Marroquíes residentes en el exterior.

Después de haberse comprometido con la mayor moderación, ante las provocaciones de las milicias del “Polisario”, “el Reino de Marruecos no tuvo más remedio que asumir sus responsabilidades para poner fin a la situación de bloqueo” generados por estas acciones y restablecer la libre circulación civil y comercial", dijo el ministerio en un comunicado.

El “Polisario” y sus milicias, que ingresaron a la zona desde el 21 de octubre de 2020, realizaron allí actos de bandidaje, bloquearon el movimiento de personas y mercancías en esta vía y hostigaron continuamente a los observadores militares de la Minurso, recuerda el ministerio, señalando que estas acciones documentadas constituyen verdaderos actos premeditados de desestabilización, que alteran el estado de la zona, violan los acuerdos militares y representan una amenaza real para la sostenibilidad del alto el fuego.

Estos actos socavan las posibilidades de cualquier reactivación del proceso político deseado por la comunidad internacional, martilló el ministerio, señalando que desde 2016, el “Polisario” ha multiplicado estos peligrosos e intolerables actos en esta zona de amortiguamiento, en violación de los acuerdos militares, en desprecio por los llamados al orden lanzados por el Secretario General de las Naciones Unidas y en violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad, en particular la 2414 y 2440, que ordenaron al “Polisario” poner fin a estos actos desestabilizadores.

El Reino de Marruecos alertó de inmediato e informó periódicamente de estos acontecimientos extremadamente graves, el Secretario General de la ONU y altos funcionarios de la ONU, continuaron la misma fuente, destacando que Marruecos también había llamado a miembros del Consejo de Seguridad para presenciar Minurso, así como varios estados vecinos.

Y añadir que el Reino de Marruecos ha dedicado todo el tiempo necesario a los buenos oficios del Secretario General de Naciones Unidas y de la MINURSO, para que el “Polisario” frene sus acciones desestabilizadoras y abandone la zona de amortiguamiento de Guergerate.

Sin embargo, los llamamientos de Minurso y del Secretario General de la ONU, así como las intervenciones de varios miembros del Consejo de Seguridad, lamentablemente no han tenido éxito, dijo el ministerio, destacando que, por tanto, Marruecos ha decidido actuar, de acuerdo con sus atribuciones, en virtud de sus deberes y en pleno cumplimiento del derecho internacional". El “Polisario” solo asume toda la responsabilidad y todas las consecuencias, concluyó el ministerio.