El número dos de Al Qaeda, abatido en agosto en Irán por grupos especiales israelíes

Ojo por ojo, diente por diente: Estados Unidos no cesa hasta acabar con sus enemigos. Israel ha colaborado con su fiel aliado para matar a Abu Muhammad Al Masri en una calle de Teherán

Foto del terrorista en la página de recompensas de los EE.UU.jmzabd

“Abdullah Ahmed Abdulla es un líder de rango superior de Al Qaeda y miembro de su consejo de liderazgo, el “majlis al-shura.” Abdullah es un ejecutivo financiero experto, un facilitador y uno de los responsables de la planificación de operaciones de al-Qa’idal Qaeda”. Éste es el perfil que el Departamento de Estado de los EE UU daba del terrorista de la banda yihadista, por cuya localización ofrecía una recompensa de 10 millones de dólares. Israel se ha ocupado de acabar con su vida,

El terrorista, según se ha sabido ahora, fue abatido el pasado agosto en Irán junto a su hija en una acción en la que algunos creen ver el sello de los grupos especiales del Mossad israelí.

Estrecho colaborador

Abu Muhammad Al Masri, como se hacía llamar, era uno de los hombres de confianza del cabecilla de Al Qaeda Central (AQC), Ayman al Zawahiri, sobre cuya muerte por causas naturales corren rumores, no confirmados.

Estados Unidos recordaba que “un gran jurado federal acusó formalmente y sometió a proceso penal al terrorista en noviembre de 1998 por su participación en los ataques terroristas con explosivos contra las embajadas de Estados Unidos el 7 de agosto de 1998 en Dar es Salaam, Tanzania; y Nairobi, Kenia. 224 civiles fallecieron y más de 5.000 personas resultaron heridas durante los ataques”.

Estos atentados fueron planificados en Yemen mientras Osama Bin Laden y sus colaboradores directos preparaban ya las acciones criminales del 11-S.

En los años 90, Abdullah brindó entrenamiento militar a operativos de Al Qaeda, así como a miembros de una tribu somalí que combatieron contra las fuerzas de Estados Unidos en Mogadiscio durante la Operación “Restaurar la Esperanza”.

De 1996 a 1998 fue instructor en varios campos de entrenamiento de Afganistán.

Estados Unidos sabía que este individuo se escondía en Irán bajo la protección de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Tras mantenerle detenido, las autoridades iraníes le pusieron en libertad y a otros líderes de rango superior de Al Qaeda a cambio de un diplomático iraní secuestrado por la banda en Yemen.

Irán niega la presencia de Al Qaeda en Teherán

Esta mañana, la República Islámica de Irán ha negado que el número dos de Al Qaeda fuera asesinado en su territorio y aseguró que este tipo de acusaciones son creaciones de las autoridades de EE UU e Israel.

El portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Said Jatibzadeh, negó “enérgicamente cualquier presencia de miembros de ese grupo en Irán”, en un comunicado publicado en la web oficial de Exteriores.

El periódico estadounidense “The New York Times” informó el viernes de que, según fuentes de inteligencia no identificadas, Abdullah Ahmed Abdullah, que usaba el nombre de guerra de Abu Muhammad al Masri, fue asesinado a tiros por dos individuos desde una motocicleta en el mes de agosto en las calles de Teherán.

El periódico agregó que Al Masri fue asesinado en Irán por operativos israelíes que actuaban a instancias de Estados Unidos.

Jatibzadeh, que rechazó la presencia de miembros de Al Qaeda en Irán, enfatizó que ese grupo nació debido a las políticas equivocadas de Estados Unidos y sus aliados en la región.

“Washington y Tel Aviv de vez en cuando mintiendo y filtrando información falsa a los medios, intentan retratar a Irán como vinculado con tales grupos para deshacerse de la responsabilidad por las actividades criminales de este grupo y otros grupos terroristas en la región”, detalló Jatibzadeh.