El Polisario anuncia nuevos ataques contra bases marroquíes que habrían causado “bajas mortales”

Marruecos desmiente que haya habido víctimas en los choques con el Frente Polisario

Soldados saharauis en una foto de archivoMOHAMED MESSARAEFE

El Ejército de Liberación Popular Saharaui, rama militar de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y el movimiento Frente Polisario, ha anunciado a última hora del sábado nuevos ataques contra posiciones militares marroquíes en un nuevo episodio de la escalada de enfrentamientos de los últimos días.

Las fuerzas saharauis, en un comunicado recogido por Europa Press, informan de que “han bombardeado bases, puntos de apoyo y abastecimientos del enemigo y atestado duros golpes al Ejército marroquí”.

Los ataques, de acuerdo con el comunicado, han ocurrido en las localidades de Bagari, Mahbes y, sobre todo, en el paso fronterizo de El Garguerat, epicentro del conflicto, que une Mauritania con los territorios ocupados de la antigua colonia española del Sahara Occidental.

“A raíz de esta escaramuza se reportan bajas mortales en las filas del enemigo y considerables pérdidas materiales”, culmina la nota recogida por la agencia saharaui SPS.

La información no ha sido corroborada ni por el Gobierno de Rabat ni por sus medios oficiales.

El presidente de la RASD y líder del Frente Polisario, Brahim Gali, publicó este sábado un decreto presidencial en el que anunciaba el fin del compromiso con el alto el fuego firmado entre el Frente y Marruecos en 1991.

El decreto ordenó al Estado Mayor del Ejército Popular Saharaui de Liberación tomar todas las medidas relacionadas con la implementación de los requisitos de este decreto dentro de sus competencias y autoridad, según recoge la agencia de noticias saharaui SPS.

Brahim Gali, presidente de la RASD y secretario general del Frente Polisario CEDIDA POR EL FRENTE POLISARIO (Foto de ARCHIVO) 24/12/2019Servicio Ilustrado (Automático) CEDIDA POR EL FRENTE POLISARIO

El Frente Polisario denunció el lunes el envío de fuerzas de Marruecos a la zona del paso de El Guerguerat, anticipando el inicio de “una nueva guerra total en la región”. Marruecos, por contra, argumenta que el envío de los militares tenía como objetivo garantizar la libre circulación tras semanas de bloqueo por parte de activistas saharauis y de “provocaciones” atribuidas desde Rabat al propio Polisario.

Marruecos desmiente que haya habido víctimas durante choques con el Frente Polisario tras la intervención el viernes del Ejército marroquí en Guerguerat, en el extremo sur del Sáhara Occidental, para desalojar a manifestantes saharauis.

Según dijeron a Efe fuentes oficiales, no ha habido víctimas a lo largo del muro de seguridad -levantado en los años ochenta por Marruecos del norte al sur del Sáhara- durante los dos días transcurridos tras el desalojo, desmintiendo las informaciones del Polisario al respecto.

Las mismas fuentes subrayaron que tampoco ha habido ataques a lo largo del muro, y respecto a choques, las fuentes las redujeron a “algunos hostigamientos” desmintiendo las informaciones del Polisario sobre bombardeos contra posiciones del Ejército marroquí.

Marruecos hasta ahora no ha reaccionado a esta declaración de guerra, mientras en el territorio saharaui, controlado por Marruecos, reina la normalidad según pudo comprobar Efe.

La agencia marroquí de noticias MAP ha lanzado una campaña en la que calificó de falsas las imágenes publicadas por medios saharauis como supuestas fotos y vídeos de choques entre el Polisario y Marruecos, atribuyéndolas a otros conflictos en otras partes del mundo.