Una pareja británica estafa durante diez meses a pubs y restaurantes

Cuando su tarjeta era rechazada dejaban un teléfono y una dirección falsas

Imágenes de la cámara de seguridad de The Swann innTriangle News

Una pareja británica ha estafado a una docena de pubs y restaurantes en Reino Unido al huir sin pagar las comidas en los últimos diez meses, cuenta el Daily Mail.

Tras ver denegada su tarjeta, la pareja dejaba una dirección y un número de teléfono falsos antes de desaparecer. Ahora están en busca y captura tras disfrutar durante meses de un lujoso estilo de vida bebiendo botellas de vino y licores de alta gama con comida gourmet gratuita. En una ocasión incluso lograron esquivar el pago después de estar una semana en un hotel.

Los descarados estafadores han estado comiendo gratis en restaurantes y hoteles en East Anglia y Essex todos los días de la semana. La policía de Norfolk y Suffolk está investigando cinco incidentes relacionados que han sido denunciados, pero las víctimas confían en que saldrán más casos.

Julie y Stephen Penney, que dirigen Swann Inn en Monks Eleigh, Suffolk, fueron estafados en Halloween. La pareja acumuló una factura de 56 libras consumiendo varios platos regados con vodkas dobles.

Las imágenes capturadas en el sistema de seguridad, facilitadas a la policía, muestran a la pareja cenando y charlando Julie Penney asegura que 'deben haber tenido una comida gratis todas las noches. Para colmo de males, preguntaron si podían llevarse una botella de vino a casa. Poco después de eso, su tarjeta fue rechazada y ellos hicieron su truco de irse. "Nos aseguraron que vivían al final de la calle y que vendrían a pagar mañana. Cuando el Sr. y la Sra. Penney intentaron llamar al número de teléfono que la pareja había dejado, se dieron cuenta de que faltaba un dígito. Y en la dirección que habían dado, se informó a los propietarios que la pareja se había mudado hacía meses.

La Sra. Penney publicó la historia en un grupo de Facebook de propietarios de pub y no pudo creer las respuestas que recibió. Más de una docena de propietarios y restauradores se pusieron en contacto para decir que fueron estafados exactamente de la misma manera. A todos les dieron las mismas iniciales y dirección falsa.