“Estados Unidos ya no domina la economía global y su poder se ha reducido”

El profesor de Princenton Charles M. Cameron advierte a los europeos que deberán resolver sus problemas solos aunque en los intereses comunes encontrarán de vuelta a su socio americano

Productos de merchandising de la ceremonia de inauguración del 46º presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prevista para el 20 de enero como marca la tradiciónJIM LO SCALZOEFE

¿Cómo será la doctrina Biden?

La política exterior de Biden se parecerá en gran medida a la de la Administración Obama. Pero no puede ser exactamente lo mismo. Cuatro años de Donald Trump han cambiado las relaciones de Estados Unidos con amigos tradicionales y adversarios actuales, y su papel en las organizaciones internacionales. Además, el mundo ha cambiado de manera importante. Aún así, en gran parte será un «regreso a Obama».

¿Qué tienen Xi, Putin, Johnson o Modi que ganar o perder con Biden?

China está en una categoría propia. Washington y Pekín han entrado en un período de rivalidad entre grandes potencias, que lo cambia todo. Qué hacer y cómo hacerlo, es el gran desafío al que se enfrenta la política exterior estadounidense en los años venideros. Los otros líderes, Putin, Johnson y Modi, encontrarán una Casa Blanca menos amigable, incluida una con un renovado interés en los derechos humanos.

¿Mantendrá el demócrata la estrategia de máxima presión en Venezuela?

Con respecto a Venezuela, esperaría cambios principalmente de estilo, no de fondo. La Administración Biden querrá un cambio de régimen en Venezuela. Pero Estados Unidos tratará de actuar de manera más cooperativa con los socios regionales y (espero) en su mayoría los dejará tomar la iniciativa. Es difícil ver el fin de la miseria en el país caribeño.

¿Qué deben esperar los europeos?

Merkel y Macron encontrarán un regreso a la diplomacia tradicional y a un Estados Unidos que valora sus relaciones duraderas. Esto no significa que Estados Unidos estará completamente de acuerdo con Francia y Alemania en todos los temas. No lo haremos. Pero el tono de las relaciones será muy, muy diferente.

Biden asegura que América está de vuelta (is back, en inglés) ¿qué significa?

El lema de Trump era «Estados Unidos primero». De hecho, el objetivo de la política exterior estadounidense siempre ha sido Estados Unidos primero, al igual que cualquier otro país. Pero, el consenso de la posguerra fue «America Together» (América juntos, en español), en cooperación con otros países pero con Donald Trump su política “América First” a menudo significó “America alone” (América sola). La Administración Biden volverá decisivamente a la visión de “America Together”. Seguramente supondrá una gran mejora desde la perspectiva de los europeos. Sin embargo, al mismo tiempo, Estados Unidos no domina la economía global como lo hizo antes y su poder, francamente, se ha reducido. Como apreciarán sus lectores, muchos problemas europeos tienen que ser resueltos únicamente por los europeos. No obstante, donde hay intereses comunes, y hay muchos, los europeos encontrarán que, de hecho, “Estados Unidos ha vuelto”.